Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-2009-10575

Real Decreto-ley 9/2009, de 26 de junio, sobre reestructuracin bancaria y reforzamiento de los recursos propios de las entidades de crdito.

TEXTO

A comienzos de la actual crisis financiera internacional, las entidades de crdito espaolas gozaban de una buena salud financiera y una prcticamente nula exposicin a los llamados activos txicos. No obstante, el sistema bancario espaol no ha sido inmune a esta crisis, en la medida que supuso, desde sus comienzos, un drstico endurecimiento del acceso a la financiacin de mercado y a la liquidez, a lo que se fue uniendo, a medida que la crisis se prolongaba en el tiempo, un deterioro de activos, especialmente de aquellos relacionados con la exposicin al sector de promocin inmobiliaria.

La interaccin de estos dos elementos, endurecimiento del acceso a la financiacin y deterioro de activos, produjo a lo largo de 2008 una restriccin generalizada en las condiciones de concesin de crdito, con especial incidencia en las pymes y en los hogares. Esta reaccin de las entidades al cambio en el entorno financiero y en las perspectivas econmicas ha sido probablemente uno de los factores explicativos de la profundidad de la recesin en la actividad real, que se acentu adems con el agravamiento de la crisis internacional en octubre de 2008. En ese momento la magnitud del potencial problema sistmico que esta dinmica engendraba, propici la adopcin de medidas excepcionales por parte del Gobierno, en el marco de la respuesta coordinada de la Unin Europea. La creacin del Fondo de Adquisicin de Activos Financieros, el programa de avales a la financiacin de las entidades de crdito y el aumento del importe mximo garantizado por los Fondos de Garanta de Depsitos han contenido los costes del agravamiento de la crisis.

Casi dos aos despus del inicio de la crisis internacional, la capacidad de resistencia del sector bancario espaol, tradicionalmente sujeto a una regulacin y supervisin basadas en una aplicacin prudente y rigurosa de los estndares internacionales, ha sido notable, en particular en relacin a la de los pases de nuestro entorno. Las entidades que podran considerarse como ms determinantes para la salud del sistema por su tamao, mantienen una slida posicin que les puede permitir, con un grado de certeza razonable, seguir afrontando la crisis sin necesidad de apoyo pblico. Este punto es esencial, porque sita al sector bancario espaol en una posicin muy favorable respecto a los de las grandes economas avanzadas. Entre las entidades de tamao mediano o pequeo tambin se encuentran entidades que mantienen una slida posicin, no obstante, podra haber algunas que pudieran llegar a ver comprometida su viabilidad en los prximos meses, debido a la interaccin de la persistencia de problemas de liquidez y financiacin con el deterioro relativo de sus activos, aumento notable de la dudosidad y disminucin de su negocio, consecuencia tanto de la duracin, intensidad y extensin de la crisis, como de la fuerte cada de la actividad econmica provocada por la misma.

En circunstancias normales, los Fondos de Garanta de Depsitos de Bancos, Cajas de Ahorro y Cooperativas de Crdito, junto al Banco de Espaa, tienen a su disposicin herramientas suficientes para afrontar crisis individuales de un determinado nmero de entidades. Estas herramientas se refieren a las contempladas en el Real Decreto 2606/1996, de 20 de diciembre, sobre el Fondo de Garanta de Depsitos de Entidades de Crdito, en el que se establece que los Fondos de Garanta de Depsitos tienen por objeto no solo garantizar los depsitos en dinero y en valores constituidos en las entidades de crdito, sino que tambin pueden realizar actuaciones encaminadas a reforzar la solvencia y el funcionamiento de entidades de crdito que se encuentren en una situacin de dificultad.

Sin embargo, la situacin actual no puede calificarse de normal y aunque es previsible que las entidades susceptibles de entrar en dificultades no tengan, individualmente por su tamao, carcter sistmico, la consideracin conjunta de sus problemas de viabilidad s podra llegar a generar un potencial riesgo sistmico que justifica tener previstos instrumentos adicionales y la utilizacin de recursos pblicos, en caso de que se diesen las circunstancias que hicieran necesaria su utilizacin. Renunciar a la ordenacin pblica de este proceso, si se dieran las circunstancias, podra entraar un quebranto difcil de asumir para el sector a travs de los tres Fondos de Garanta de Depsitos en entidades de crdito, a pesar de ser los mejor dotados de la Unin Europea. Esta resolucin desordenada podra producir contagio, prdida de confianza y una restriccin adicional del crdito, afectando a la capacidad del sistema financiero de cumplir sus funciones econmicas y produciendo, en definitiva, lo que se conoce como riesgo sistmico.

Se hace por tanto necesario implantar una estrategia que favorezca la solucin de los problemas mediante una reestructuracin ordenada del sistema bancario espaol, con el objetivo de mantener la confianza en el sistema financiero nacional y de incrementar su fortaleza y solvencia de manera que las entidades que subsistan sean slidas y puedan proveer crdito con normalidad. El cumplimiento de estos objetivos exigir en muchos casos adecuar la capacidad instalada y las estructuras de costes de las entidades a un entorno en el que la demanda de servicios financieros ser ms moderada. En este contexto, cabe incluir tambin el apoyo a procesos de integracin entre entidades que, sin encontrarse en una situacin de dificultad, pretendan asegurar su viabilidad futura mejorando, mediante tales procesos, su eficiencia a medio plazo.

La estrategia debe adaptarse a las circunstancias espaolas y a los principios establecidos en la Proposicin No de Ley aprobada el 17 de marzo de 2009 por el Congreso de los Diputados. Segn estos principios, la reestructuracin debe llevarse a cabo conservando en lo posible los mecanismos tradicionales de tratamiento de crisis, especialmente, los Fondos de Garanta de Depsitos en Entidades de Crdito, que tan buenos resultados han dado en el pasado. Asimismo, debe realizarse agotando en primer lugar las soluciones privadas, minimizando el coste para el contribuyente cuando sea necesario utilizar fondos pblicos, evitando recapitalizaciones generalizadas tendentes a mantener entidades no viables, y favoreciendo la asuncin de responsabilidad por parte de los accionistas y gestores, la transparencia del proceso as como la proteccin de los depositantes. Estos principios son plenamente coherentes con los Principios Comunes de gestin de crisis acordados en junio de 2008 por los Ministros de Finanzas, bancos centrales y autoridades de supervisin de la Unin Europea. Del mismo modo, el proceso establecido es proporcionado y temporal, cumpliendo los principios recogidos en la Comunicacin de la Comisin Europea de 5 de diciembre de 2008, especialmente desde la ptica de evitar distorsiones en la competencia.

En consecuencia, este real decreto-ley establece una serie de medidas para poder llevar a cabo la estrategia necesaria en materia de reestructuracin bancaria mediante el establecimiento de un proceso predeterminado que se dirige a incrementar la fortaleza y solvencia del sistema bancario espaol.

El modelo de reestructuracin bancaria propuesto se articula en torno a los tres Fondos de Garanta de Depsitos en Entidades de Crdito y a la utilizacin de una nueva institucin creada al efecto, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria. Con relacin a los procesos de reestructuracin cabe distinguir tres fases: (I) la bsqueda de una solucin privada por parte de la propia entidad de crdito, (II) la adopcin de medidas para afrontar debilidades que puedan afectar a la viabilidad de las entidades de crdito con participacin de los Fondos de Garanta de Depsitos en entidades de crdito y (III) los procesos de reestructuracin con intervencin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

El ttulo I de este real decreto-ley aborda, en su captulo I, la creacin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria y, en su captulo II, la operativa de los procesos de reestructuracin de entidades de crdito.

El captulo I establece el rgimen jurdico del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria que, asume dos funciones: la gestin de los procesos de reestructuracin de entidades de crdito y el reforzamiento de los recursos propios en determinados procesos de integracin.

El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria tendr el mismo rgimen jurdico aplicable a los Fondos de Garanta de Depsitos. En cuanto al sistema de financiacin tendr una dotacin de 9.000 millones de euros, de los que 2.250 sern aportados por los Fondos de Garanta de Depsito y 6.750 sern con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. Las nuevas medidas de poltica monetaria anunciadas por el Banco Central Europeo (BCE), el 7 de mayo de 2009, consistentes en la provisin de liquidez a un ao y la compra de ttulos hipotecarios en el mercado, deben coadyuvar a superar las circunstancias extraordinarias de restriccin en el acceso a la financiacin de las entidades de crdito que justificaron la puesta en marcha, mediante el real decreto-ley 6/2008, de 10 de octubre, del Fondo para la Adquisicin de Activos Financieros. Las operaciones realizadas hasta la fecha por este Fondo han permitido el acceso a financiacin a medio plazo por parte de las entidades de crdito que operan en Espaa. Sin embargo, las nuevas medidas anunciadas por el BCE debieran aliviar estas restricciones. Por tanto, para minimizar el impacto del nuevo Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria sobre los Presupuestos Generales del Estado, se prev que el nuevo Fondo se dote con el crdito que nutre el Fondo para la Adquisicin de Activos Financieros. Adems, el nuevo Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria podr captar financiacin ajena en los mercados de valores y de crdito con garanta del Estado, por importe que no supere en tres veces su dotacin. No obstante, la Ministra de Economa y Hacienda podr autorizar que se sobrepase dicho lmite con posterioridad al 1 de enero de 2010, sin que, en ningn caso, la financiacin ajena del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria pueda suponer ms de 10 veces su dotacin.

Por lo que se refiere a su gobierno, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria se rige y administra por una Comisin Rectora compuesta por 8 miembros, 5 propuestos por el Banco de Espaa (uno de ellos es el Subgobernador que la preside), y 3 corresponden a cada uno de los Fondos de Garanta de Depsitos. Todos ellos son nombrados por la Ministra de Economa y Hacienda, con un mandato de 4 aos renovable y con unas causas de cese iguales que las de los miembros de los Fondos de Garanta de Depsitos.

Adicionalmente se ha previsto la asistencia a las sesiones de la Comisin Rectora, con voz pero sin voto, de un representante de la Intervencin General de la Administracin del Estado designado por la Ministra de Economa y Hacienda a propuesta del Interventor General. Su presencia se justifica por la financiacin pblica del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

La Comisin Rectora elevar a la Ministra de Economa y Hacienda un informe cuatrimestral sobre la gestin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria. Por lo que se refiere al control parlamentario, con periodicidad trimestral, el Secretario de Estado de Economa, comparecer ante la Comisin de Economa y Hacienda del Congreso de los Diputados, con el fin de informar sobre la evolucin agregada del crdito, la situacin del sector bancario y la evolucin de las actividades del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria. Adems, el Presidente de la Comisin Rectora del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, comparecer, en las condiciones que determine la Comisin de Economa y Hacienda del Congreso de los Diputados y en el plazo de los 30 das siguientes a la realizacin de cada operacin por parte de dicho Fondo, para informar sobre la misma.

El captulo II aborda los procesos de reestructuracin de entidades de crdito.

La primera fase del proceso de reestructuracin supone la bsqueda, por parte de una entidad de crdito, de una solucin privada que le reporte un reforzamiento de su solvencia por lo que es una fase no reglada o no predeterminada normativamente. En ausencia de esta solucin, se pondra en marcha el proceso de reestructuracin predeterminado y ordenado, que abarca las dos ltimas fases que son las que se contemplan en el CaptuloII.

La segunda fase supone la adopcin de medidas para afrontar debilidades que pudieran afectar a la viabilidad de las entidades de crdito con la actuacin de los Fondos de Garanta de Depsitos sectoriales. Es, por tanto, una solucin igualmente privada pero ordenada y reglada.

El supuesto de hecho de esta segunda fase es que existan debilidades en la situacin econmico-financiera de una entidad que pudieran poner en riesgo la viabilidad y determinaran la conveniencia de acometer un proceso de reestructuracin. En estos casos, ya sea a iniciativa de la entidad o de oficio por el Banco de Espaa, debe presentarse un plan de actuacin para superar la situacin. El plan tiene que ser aprobado por el Banco de Espaa, que podr modificarlo en lo que sea necesario. El Plan puede contemplar tres actuaciones: reforzar el patrimonio y la solvencia de la entidad, su fusin o absorcin o el traspaso total o parcial del negocio o unidades del mismo.

Las medidas que pueden adoptarse son las medidas preventivas y de saneamiento a cargo del Fondo de Garanta de Depsitos sectorial que prev el Real Decreto 2606/1996, de 20 de diciembre, del Fondo de Garanta de Depsitos de Entidades de Crdito, si bien el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria podra otorgar financiacin, en condiciones de mercado, a los Fondos de Garanta de Depsitos para que estos puedan acometer las funciones de apoyo financiero a los planes de actuacin.

Si persistiera la situacin de debilidad y se produjeran una serie de supuestos tasados se entrara en la tercera fase, esto es, en la fase de intervencin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

En este caso se produce la sustitucin de administradores de la entidad por parte del Banco de Espaa que designar administrador al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria que debe elaborar un informe de situacin y someter a la aprobacin del Banco de Espaa un plan de reestructuracin. Desde la designacin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria como administrador y, en tanto se elaborara el plan de reestructuracin, dicho Fondo podra, temporalmente, suministrar los apoyos financieros que se precisaran de acuerdo con el principio de la utilizacin ms eficiente de los recursos pblicos.

El plan de reestructuracin tiene por objeto bien la fusin de la entidad o bien el traspaso total o parcial del negocio mediante la cesin global o parcial de activos y pasivos mediante procedimientos que aseguren la competencia, como, entre otros el sistema de subasta.

El plan puede contemplar medidas de apoyo financiero (concesin de garantas, prstamos, suscripcin o adquisicin de valores representativos de recursos propios, etc.) y medidas de gestin (organizacin y procedimiento y control interno de la entidad). Tambin considerara dos elementos fundamentales:

En primer lugar, en el caso de las Cajas de Ahorro, si el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria adquiriera cuotas participativas adquirira un derecho de representacin en la Asamblea General de la Caja igual al porcentaje que las cuotas representen sobre el patrimonio neto de la Caja. Es decir, se dotara de derechos polticos a las cuotas participativas suscritas por el Fondo. Este derecho de representacin se concepta como un derecho excepcional que solo puede mantenerse mientras que el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria mantenga la titularidad de estos valores y, en ningn caso, es transmisible a posteriores adquirentes de las cuotas. Se trata, en definitiva, de posibilitar en este caso el uso de una herramienta tradicional de reestructuracin como es la adquisicin de acciones en entidades bancarias.

En segundo lugar, la aprobacin por el Banco de Espaa de un plan de reestructuracin determinar que las concretas operaciones de fusin de entidades de crdito, ya sea por absorcin o mediante la creacin de una nueva entidad de crdito, o de escisin o cesin global o parcial de activos y pasivos que se contengan en el mismo, as como las eventuales adquisiciones de participaciones significativas que resulten de su ejecucin y las modificaciones estatutarias que, en su caso, se produzcan como consecuencia de dichas operaciones no requieran ninguna autorizacin administrativa ulterior en el mbito de la ordenacin del crdito y la banca, salvo aquellas exigidas por la legislacin en materia de defensa de la competencia. Ahora bien, con carcter previo a aprobar el plan correspondiente, el Banco de Espaa debe solicitar, preceptivamente, informe del rgano competente de la Comunidad Autnoma correspondiente (en el caso de cajas de ahorros) o de la Ministra de Economa y Hacienda (en el caso de bancos) o del que correspondiera de ellos en funcin del mbito de actuacin si se tratara de una cooperativa de crdito.

No debe olvidarse que trata de hacerse frente a una situacin absolutamente excepcional. De ah que la especializacin tcnica del Banco de Espaa determine que la ordenacin del crdito no solo corresponda al Legislador y al Gobierno sino tambin al propio Banco de Espaa en su consideracin de garante del buen funcionamiento y estabilidad del sistema financiero.

De hecho, el Tribunal Constitucional (STC 235/1999, de 16 de diciembre), al hilo de las funciones de los Fondos de Garanta de Depsitos, ha venido a reconocer que de la legislacin vigente se deriva el carcter bsico de las funciones ejercidas por el Banco de Espaa en cuanto que tienen por objeto la preservacin de la solvencia de las entidades de crdito. Ello porque la salvaguarda de dicha solvencia trasciende los casos concretos y protege un inters supraautonmico, cual es la estabilidad del sistema financiero en su conjunto, que se ve negativamente afectado por las situaciones de insolvencia en que pudieran incurrir los sujetos integrantes del mismo, por lo cual se establecen mecanismos de aseguramiento de intereses de terceros y de saneamiento y reflotamiento de las entidades en dificultades, que tratan de restaurar la confianza en el sistema y que implican al conjunto de las entidades de crdito.

Igualmente, el Tribunal Constitucional ha determinado que la suspensin e intervencin de una entidad en una situacin difcil afecta al sistema financiero en su conjunto e invade intereses supraautonmicos lo que determina la reserva al Estado del ciclo jurdico completo: legislacin, desarrollo normativo y ejecucin, atribuyndose est ltima a favor del Banco de Espaa.

A las inversiones que realice el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria en ejecucin de un plan de reestructuracin les resultan aplicable la exencin de determinadas limitaciones u obligaciones legales tales como las limitaciones estatutarias del derecho de asistencia a las Juntas Generales o del derecho a voto respecto de las acciones que dicho Fondo adquiera o suscriba o las limitaciones a la tenencia de cuotas participativas previstas en el apartado 7 del artculo 7 de la Ley 13/1985, de 25 de mayo, de Coeficientes de Inversin, Recursos Propios y Obligaciones de Informacin de los Intermediarios Financieros.

El ttulo II de este real decreto-ley se ocupa del denominado reforzamiento de los recursos propios por el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

Adems de la funcin relativa a los procesos de reestructuracin de entidades de crdito, este real decreto-ley prev tambin la posibilidad de que el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria apoye procesos de integracin entre entidades de crdito dirigidos a mejorar su eficiencia a medio plazo. La capitalizacin transitoria de entidades de crdito que, sin encontrarse en una situacin que exija llevar a cabo un proceso de reestructuracin como los descritos anteriormente, inicien un proceso de integracin se hace necesaria en un contexto como el actual, caracterizado por la considerable dificultad de obtener recursos propios en los mercados mayoristas lo que puede obstaculizar la acometida de operaciones que podran suponer un avance en la racionalizacin de la estructura productiva bancaria y en el grado de eficiencia de la misma lo que contribuira, en definitiva, a incrementar la fortaleza y solvencia del sistema en su conjunto. Tales procesos pueden incluir, entre otros los denominados sistemas institucionales de proteccin cuyos objetivos resulten asimilables a los generados en un proceso de fusin en lo relativo a la forma de operar, la determinacin y ejecucin de las polticas y estrategias de las entidades participantes y el establecimiento y ejercicio de sus controles internos y de gestin de riesgos.

Con este fin, se prev que el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria pueda adquirir los concretos ttulos, a que se refiere este real decreto-ley, emitidos por las entidades de crdito residentes en Espaa inmersas en el proceso de integracin. Las entidades en cuestin elaboraran, entonces, un plan de integracin que prevea procesos de integracin que comporten, entre otros elementos, una mejora de su eficiencia,la racionalizacin de su administracin y gerencia, as como un redimensionamiento de su capacidad productiva, y todo ello de cara a mejorar sus perspectivas futuras. Este plan deber ser aprobado por el Banco de Espaa, bajo el principio de la utilizacin ms eficiente de los recursos pblicos.

Los ttulos que pudieran ser adquiridos por el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria son participaciones preferentes convertibles en acciones, en cuotas participativas o en aportaciones al capital social. La emisin de tales ttulos se considera excepcional y deber llevarse a efecto en unas condiciones tales que tengan en cuenta, en todo caso, el plazo y riesgo de la operacin, la necesidad de evitar el riesgo de una distorsin competitiva, as como el aseguramiento de que tal adquisicin facilita e incentiva la ejecucin y cumplimiento del plan de integracin. Los trminos y condiciones de la retribucin de estas participaciones preferentes tendrn en cuenta, en todo caso, los principios que se establezcan por la Comisin Europea. Adems, los emisores deben comprometerse a recomprarlos tan pronto como puedan en los trminos comprometidos en el plan de integracin. Transcurridos cinco aos desde el desembolso sin que las participaciones preferentes hayan sido recompradas por la entidad, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria podra solicitar su conversin en acciones, en cuotas participativas o en aportaciones sociales del emisor. No obstante lo anterior, el acuerdo de emisin deber contemplar, asimismo, la convertibilidad de las participaciones preferentes a instancias del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria si, antes del transcurso del plazo de cinco aos, el Banco de Espaa considerara improbable la recompra en ese plazo. La conversin supondra que, en el caso de las cuotas participativas, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria adquirira ese derecho excepcional de representacin en la Asamblea General de la caja de ahorros.

La desinversin por el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria de los ttulos suscritos se realizar mediante su recompra por la entidad emisora o su enajenacin a terceros. Cuando la desinversin de dichos ttulos o de los resultantes de su conversin se realice mediante su enajenacin a terceros, esta deber realizarse a travs de procedimientos que aseguren la competencia y dentro de un plazo no superior a los cinco aos a contar desde la fecha de cumplimiento del plan de integracin, plazo que no ser de aplicacin en el caso de que a la entidad le sea de aplicacin el apartado 8 de este artculo.

Adems, se prevn intensos mecanismos de seguimiento y control de la ejecucin de los planes de integracin.

Debe subrayarse que, respecto del control del uso y destino de los recursos pblicos, se prev que el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria deba elevar a la Ministra de Economa y Hacienda una memoria econmica en la que se detalle el impacto financiero, bien del plan de reestructuracin o bien de la eventual adquisicin de ttulos en un proceso de integracin, sobre los fondos aportados con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. La Ministra de Economa y Hacienda podr oponerse de forma motivada.

El real decreto-ley contiene tres disposiciones adicionales que establecen, por un lado, el rgimen jurdico de las garantas constituidas a favor del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria o de los Fondos de Garanta de Depsitos en Entidades de Crdito y el rgimen de los avales en garanta de las obligaciones econmicas exigibles al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria. Por otro lado, se contiene una previsin en materia de derecho concursal.

Por ltimo se contienen varias disposiciones finales entre las que cabe destacar la que modifica, por un lado, la Ley 2/2008, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el ao 2009, y ello por razones de clarificacin y seguridad jurdica y, por otro, la relativa a la modificacin de la Ley 13/1985, de 25 de mayo, de coeficientes de inversin, recursos propios y obligaciones de informacin de los intermediarios financieros, que contiene dos extremos. En primer lugar, a la posibilidad, ya vigente, de que el Fondo de Garanta de Depsitos u otras entidades del sector de cajas de ahorro, previamente autorizadas por el Banco de Espaa, puedan superar el lmite del 5 por 100 de cuotas participativas emitidas por una Caja de Ahorros en situaciones de excepcional gravedad, se aade la figura del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, por lo que este ltimo tambin podra superar el citado lmite de tenencia. Adems se aade que en todos estos supuestos tampoco ser de aplicacin el lmite relativo a que el volumen de cuotas participativas en circulacin, no pueda superar el 50 por ciento del patrimonio de la Caja.

En segundo lugar, actualmente est establecido que el rgano competente para acordar cada emisin de cuotas participativas sea la Asamblea General, que podr delegar esta competencia en el Consejo de Administracin de la caja de ahorros. A ello se aade que tal competencia se entender delegada, en todo caso, en los administradores provisionales designados por el Banco de Espaa al amparo de lo dispuesto en el Ttulo III de la Ley 26/1988, de 26 de julio, sobre Disciplina e Intervencin de las Entidades de crdito.

En cualquier caso, todas estas nuevas medidas tendrn un carcter transitorio ligado a la evolucin de la crisis financiera.

La adopcin de estas medidas exige acudir al procedimiento del Real Decreto-ley, cumplindose los requisitos del artculo 86 de la Constitucin Espaola en cuanto a su extraordinaria y urgente necesidad. La urgencia de la aprobacin de este real decreto-ley deriva de la necesidad de encarar a la mayor prontitud el proceso de reestructuracin ordenada del sector bancario en Espaa, de modo que queden disponibles los instrumentos necesarios para hacer frente en mejores condiciones a las posibles dificultades.

En virtud de la urgencia de la adopcin de las medidas, para permitir su inmediata efectividad, haciendo uso de la autorizacin contenida en el artculo 86 de la Constitucin, a propuesta de la Vicepresidenta Segunda del Gobierno y Ministra de Economa y Hacienda y previa deliberacin del Consejo de Ministros en su reunin del da 26 de junio de 2009,

DISPONGO:
TTULO I
Procesos de reestructuracin de entidades de crdito
CAPTULO I
El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria
Artculo 1. Objeto y constitucin.

1. El presente real decreto-ley tiene por objeto regular el rgimen jurdico del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, los procesos de reestructuracin de entidades de crdito y el refuerzo de los recursos propios de las mismas.

2. Se crea el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, que tendr por objeto gestionar los procesos de reestructuracin de entidades de crdito y contribuir a reforzar los recursos propios de las mismas, en los trminos establecidos en el presente real decreto-ley.

3. El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria gozar de personalidad jurdica propia y plena capacidad pblica y privada para el desarrollo de sus fines.

4. El rgimen jurdico bajo el que desarrollar su actividad el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria ser el contenido en este real decreto-ley y en las normas que se dicten en desarrollo del mismo, siendo de aplicacin supletoria el rgimen aplicable a los Fondos de Garanta de Depsitos en Entidades de Crdito. No estar sometido a las previsiones contenidas en la Ley 6/1997, de 14 de abril, de Organizacin y Funcionamiento de la Administracin General del Estado, ni le sern de aplicacin las normas que regulan el rgimen presupuestario, econmico-financiero, contable, de contratacin y de control de los organismos pblicos dependientes o vinculados a la Administracin General del Estado, salvo por lo que respecta a la fiscalizacin externa del Tribunal de Cuentas, de acuerdo con lo dispuesto en la Ley Orgnica 2/1982, de 12 de mayo, del Tribunal de Cuentas. El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria no estar sujeto a las disposiciones de la Ley 33/2003, de 3 de noviembre, del Patrimonio de las Administraciones Pblicas.

5. El personal del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria estar vinculado a ste por una relacin de Derecho laboral.

6. El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria tendr, a efectos fiscales, el mismo tratamiento que los Fondos de Garanta de Depsitos en Entidades de Crdito.

7. Las operaciones desarrolladas por el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria se regularn por el presente real decreto-ley y por su normativa de desarrollo. Supletoriamente, sern de aplicacin las normas que regulan el trfico jurdico privado. Estas operaciones se comunicarn, en su caso, a la Comisin Europea o a la Comisin Nacional de la Competencia, a efectos de lo establecido en la normativa en materia de defensa de la competencia y ayudas de Estado.

8. El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria podr convenir con los Fondos de Garanta de Depsitos o contratar con terceros la realizacin por stos de cualesquiera actividades de carcter material, tcnico o instrumental que resulten necesarias para el adecuado cumplimiento de sus funciones

Artculo 2. Dotacin y financiacin.

1. El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria tiene una dotacin mixta a cargo de los Presupuestos Generales del Estado y de las aportaciones de los Fondos de Garanta de Depsitos en Establecimientos Bancarios, Cajas de Ahorro y Cooperativas de Crdito en los trminos que se establecen a continuacin.

2. La dotacin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria es de 9.000 millones de euros, de los cuales una tercera parte deber desembolsarse en el momento de la formalizacin de su constitucin, que se entender realizada en el momento en que se hayan nombrado los miembros de su Comisin Rectora, y el resto habr de desembolsarse en el plazo que determine la Comisin Rectora del Fondo.

3. El importe de la dotacin con cargo a los Presupuestos Generales del Estado ser de 6.750 millones de euros. La dotacin de la aportacin patrimonial al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria se financiar con cargo al crdito 15.16.931M.879, para lo cual se realizarn las modificaciones presupuestarias que procedan, de conformidad con lo establecido en la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria.

4. El importe de la aportacin de los Fondos de Garanta de Depsitos ser de 2.250 millones de euros. El referido importe se distribuir entre el Fondo de Garanta de Depsitos en Establecimientos Bancarios, el Fondo de Garanta de Depsitos en Cajas de Ahorro y el Fondo de Garanta de Depsitos en Cooperativas de Crdito en funcin del porcentaje que representen los depsitos existentes en las entidades adscritas a cada uno de ellos al final del ejercicio 2008 respecto del total de depsitos en entidades de crdito a esa fecha. Esta aportacin de los Fondos de Garanta de Depsitos podr incrementarse mediante Ley.

5. Adicionalmente, para el cumplimiento de sus fines el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria podr captar financiacin en los mercados de valores emitiendo valores de renta fija, recibir prstamos, solicitar la apertura de crditos y realizar cualesquiera otras operaciones de endeudamiento.

Los recursos ajenos obtenidos por el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, cualquiera que sea la modalidad de su instrumentacin, no debern sobrepasar el montante de 3 veces la dotacin que exista en cada momento. No obstante, la Ministra de Economa y Hacienda, con posterioridad al 1 de enero de 2010, podr autorizar que se sobrepase dicho lmite, sin que, en ningn caso, la financiacin ajena del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria pueda suponer ms de 10 veces su dotacin.

6. El patrimonio no comprometido del Fondo deber estar materializado en deuda pblica o en otros activos de elevada liquidez y bajo riesgo. Los rendimientos de cualquier naturaleza que generen los activos del Fondo se integrarn en su dotacin. Los gastos que ocasione su gestin se atendern asimismo con cargo a su dotacin. El servicio de caja del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria se llevar a cabo por el Banco de Espaa con el que suscribir el oportuno convenio.

Artculo 3. Gobierno del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

1. El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria ser regido y administrado por una Comisin Rectora integrada por ocho miembros nombrados por la Ministra de Economa y Hacienda, de los cuales cinco lo sern a propuesta del Banco de Espaa, y adems uno en representacin del Fondo de Garanta de Depsitos en Establecimientos Bancarios, otro en representacin del Fondo de Garanta de Depsitos en Cajas de Ahorro y otro en representacin del Fondo de Garanta de Depsitos en Cooperativas de Crdito.

Asistir, asimismo, a las sesiones de la Comisin Rectora con voz pero sin voto un representante de la Intervencin General de la Administracin del Estado designado por la Ministra de Economa y Hacienda a propuesta del Interventor General.

Uno de los miembros nombrados a propuesta del Banco de Espaa ser su Subgobernador, que ostentar la Presidencia de la Comisin Rectora. En caso de ausencia del Presidente, ser sustituido por otro de los miembros designados a propuesta del Banco de Espaa elegido por mayora entre los miembros de la Comisin Rectora asistentes a la sesin. Los miembros de la Comisin Rectora designarn de entre los que lo sean a propuesta del Banco de Espaa a quien vaya a desempear las funciones de secretario de la Comisin Rectora.

Los representantes de los Fondos de Garanta de Depsitos sern designados entre los miembros de sus respectivas comisiones gestoras que tengan la condicin de representantes de las entidades de crdito adheridas, por acuerdo mayoritario de stos.

Por el mismo procedimiento se nombrarn dos representantes suplentes de los propuestos por el Banco de Espaa y uno por cada Fondo de Garanta de Depsitos, que sustituirn a los titulares en caso de vacante, ausencia o enfermedad. En el caso de los representantes de los Fondo de Garanta de Depsitos, tambin debern ser sustituidos cuando la Comisin Rectora vaya a tratar cuestiones que afecten directamente a una entidad o grupo de entidades con los que est vinculado como administrador, directivo o en virtud de un contrato laboral, civil o mercantil o cualquier otra relacin que pudiese menoscabar la objetividad de sus decisiones.

La duracin del mandato de los miembros de la Comisin Rectora ser de cuatro aos siendo tal mandato renovable por idntico perodo de tiempo.

Los representantes de los Fondos de Garanta de Depsitos cesarn en su cargo por las causas siguientes:

a) Expiracin del trmino de su mandato como miembro de la Comisin Rectora.

b) Renuncia aceptada por la Ministra de Economa y Hacienda.

c) Separacin acordada por la Ministra de Economa y Hacienda por incumplimiento grave de sus obligaciones, incapacidad permanente para el ejercicio de su funcin o condena por delito doloso.

d) Expiracin del trmino de su mandato como miembro de la comisin gestora del Fondo de Garanta de Depsitos que lo design.

El acuerdo de cese ser adoptado por la Ministra de Economa y Hacienda a propuesta del Banco de Espaa. Cuando el cese afecte a un miembro de la Comisin Rectora que lo sea en representacin de un Fondo de Garanta de Depsitos, deber orse, previamente, a su comisin gestora, que, a estos efectos, formar su voluntad por acuerdo mayoritario de los representantes de las entidades de crdito adheridas, sin intervencin de los representantes del Banco de Espaa.

2. La Comisin Rectora se reunir cada vez que sea convocada por su Presidente, por propia iniciativa o a instancia de cualquiera de sus miembros. Estar, asimismo, facultada para establecer su propio rgimen de convocatorias.

3. La Comisin Rectora determinar las normas de su propio funcionamiento y podr acordar las delegaciones o apoderamientos que considere convenientes para el debido ejercicio de sus funciones.

4. La Comisin Rectora tendr, adems de las funciones que se contemplan en otros preceptos del presente real decreto-ley, las siguientes:

a) Aprobacin de la realizacin de las operaciones de financiacin previstas en el apartado 5 del artculo 2.

b) Aprobacin de las cuentas que el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria deber rendir anualmente a la Ministra de Economa y Hacienda, as como del informe que, con arreglo al artculo 4, debe elevarse a la Ministra de Economa y Hacienda para su remisin a la Comisin de Economa del Congreso de los Diputados.

c) Adopcin de las medidas preventivas y de saneamiento previstas en los artculos 6 y 7.

d) Adopcin de las medidas de reforzamiento de los recursos propios previstas en el artculo 9.

5. Para la vlida constitucin de la Comisin Rectora del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria a efectos de la celebracin de sesiones, deliberaciones y adopcin de acuerdos, ser necesaria la asistencia al menos de la mitad de sus miembros con derecho de voto. Sus acuerdos se adoptarn por mayora de sus miembros.

6. Los miembros de la Comisin Rectora estarn obligados a guardar secreto de cuanta informacin conozcan en virtud de su participacin en las tareas del Fondo, no pudiendo hacer uso de la misma para finalidades distintas del cumplimiento de las funciones encomendadas al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

Artculo 4. Control parlamentario.

1. Con periodicidad trimestral, el Secretario de Estado de Economa comparecer ante la Comisin de Economa y Hacienda del Congreso de los Diputados, con el fin de informar sobre la evolucin agregada del crdito, la situacin del sector bancario y la evolucin de las actividades del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

Adicionalmente el Presidente de la Comisin Rectora del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, comparecer, en las condiciones que determine la Comisin de Economa y Hacienda del Congreso de los Diputados y en el plazo de los 30 das siguientes a la realizacin de cada operacin por parte de dicho Fondo, para informar sobre la misma

2. La Comisin Rectora elevar a la Ministra de Economa y Hacienda un informe cuatrimestral sobre la gestin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

Artculo 5. Extincin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

La extincin y liquidacin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria requerir de la correspondiente norma con rango de Ley, en la que se determinarn las reglas que deban seguirse en el reparto del patrimonio remanente entre sus promotores.

CAPTULO II
Procesos de reestructuracin de entidades de crdito
Artculo 6. Adopcin de medidas para afrontar debilidades que puedan afectar a la viabilidad de las entidades de crdito.

1. Cuando una entidad de crdito o un grupo o subgrupo consolidable de entidades de crdito presente debilidades en su situacin econmico-financiera que, en funcin del desenvolvimiento de las condiciones de los mercados, pudieran poner en peligro su viabilidad y determinen la conveniencia de que acometa un proceso de reestructuracin, la entidad o la entidad obligada del grupo o subgrupo consolidable, segn sea el caso, informar de ello, con carcter inmediato al Banco de Espaa.

La entidad en cuestin presentar en el plazo de 1 mes un plan de actuacin en el que se concreten las acciones previstas para superar esa situacin, que debern ir encaminadas a asegurar la viabilidad de la entidad, bien reforzando su patrimonio y solvencia, bien facilitando su fusin o absorcin por otra de reconocida solvencia o el traspaso total o parcial de su negocio o de unidades del mismo a otras entidades de crdito. El plan deber detallar, asimismo, el plazo previsto para el inicio de su ejecucin, que no podr exceder de 3 meses, salvo autorizacin expresa del Banco de Espaa.

El Fondo de Garanta de Depsitos correspondiente, en los trminos previstos en su normativa reguladora, apoyar el plan presentado por la entidad en cuestin adoptando las medidas preventivas y de saneamiento que considere adecuadas.

El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, guiado por el principio de la utilizacin ms eficiente de los recursos pblicos, podr otorgar financiacin, en condiciones de mercado, a los Fondos de Garanta de Depsitos ya sea en Establecimientos Bancarios, Cajas de Ahorro o Cooperativas de Crdito a fin de que stos puedan acometer las funciones de apoyo financiero a los planes de actuacin de entidades de crdito a que se hace referencia en este apartado.

En todo caso, el Banco de Espaa se asegurar de que la entidad de crdito o grupo o subgrupo consolidable de entidades de crdito no presenta deficiencias en su estructura organizativa, en sus mecanismos de control interno o en sus procedimientos administrativos y contables, incluidos los relativos a la gestin y control de los riesgos, atribuibles a las personas que ejerzan cargos de administracin, aplicando las medidas disciplinarias que, en su caso, pudieran proceder.

2. Cuando el Banco de Espaa, a la vista del deterioro de los activos de una entidad de crdito, grupo o subgrupo consolidable de entidades de crdito, de sus recursos propios computables, de su capacidad para generar resultados recurrentes o de la confianza externa en su solvencia, concluya que aquella presenta debilidades en su situacin econmico-financiera que, en funcin del desenvolvimiento de las condiciones de los mercados, pudieran poner en peligro su viabilidad y determinen la conveniencia de que acometa un proceso de reestructuracin sin que la entidad en cuestin haya presentado el plan previsto en el apartado anterior, se lo comunicar a la misma, exigindole que en el plazo de 1 mes presente el plan all exigido.

3. El plan a que se refieren los apartados 1 y 2 requerir la aprobacin del Banco de Espaa, que podr incluir las modificaciones o medidas adicionales que considere necesarias para garantizar la superacin de la situacin de dificultad enfrentada por la entidad. Transcurrido el plazo de un mes desde su presentacin sin pronunciamiento expreso, el plan de actuacin se entender aprobado.

Artculo 7. Procesos de reestructuracin con intervencin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

1. Proceder la reestructuracin ordenada de una entidad de crdito con intervencin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, si, persistiendo la situacin descrita en los apartados 1 y 2 del artculo anterior, se diera alguno de los siguientes supuestos:

a) en el plazo a que se refieren los apartados 1 y 2 del artculo anterior la entidad en cuestin no presentara el plan all exigido o hubiera manifestado al Banco de Espaa la imposibilidad de encontrar una solucin viable para su situacin;

b) el plan presentado no fuera viable, a juicio del Banco de Espaa, para superar la situacin de dificultad enfrentada por la entidad o, no se aceptasen por sta las modificaciones o medidas adicionales incluidas por el Banco de Espaa o, estuviese condicionado a la intervencin de un Fondo de Garanta de Depsitos en unos trminos que dicho Fondo no hubiera aceptado;

c) se incumplieran de forma grave por una entidad de crdito el plazo de ejecucin o las medidas concretas contempladas en un plan de los referidos en los apartados 1 y 2 del artculo anterior aprobado previamente por el Banco de Espaa de modo que se ponga en peligro la consecucin de sus objetivos; o

d) se incumplieran de forma grave por una entidad de crdito alguna de las medidas concretas contempladas en un plan de los referidos en el artculo 75 del Real Decreto 216/2008, de 15 de febrero, de recursos propios de las entidades financieras, aprobado previamente por el Banco de Espaa de modo que se ponga en peligro la consecucin de sus objetivos.

La reestructuracin ordenada de una entidad de crdito con intervencin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria se llevar a cabo de acuerdo con las reglas previstas en los apartados siguientes.

2. En los supuestos previstos en el apartado precedente, el Banco de Espaa acordar la sustitucin provisional de los rganos de administracin o direccin de la entidad afectada as como cualesquiera otras medidas cautelares que estime oportuno al amparo de lo establecido en la Ley 26/1988, de 29 de julio, sobre Disciplina e Intervencin de las Entidades de Crdito y dems normas que resulten de aplicacin. Estas medidas se mantendrn hasta tanto se lleven a cabo las medidas en que se concrete el plan de reestructuracin a que se refiere el apartado 3 siguiente. A la medida cautelar de sustitucin provisional de los rganos de administracin o direccin le resultar de aplicacin el rgimen previsto en el Ttulo III de la Ley 26/1988, de 29 de julio, sobre Disciplina e Intervencin de las Entidades de Crdito, con las siguientes especialidades:

a) El Banco de Espaa designar como administrador provisional al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

b) En el plazo de un mes desde su designacin, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria elaborar un informe detallado sobre la situacin patrimonial y la viabilidad de la entidad y someter a la aprobacin del Banco de Espaa un plan de reestructuracin de la entidad que permita la superacin de la situacin de dificultad en que se encuentre mediante su fusin con otra u otras entidades de reconocida solvencia o el traspaso parcial o total de su negocio a otra u otras entidades a travs de la cesin global o parcial de sus activos y pasivos mediante procedimientos que aseguren la competencia, como, entre otros, el sistema de subasta. A peticin razonada del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, el Banco de Espaa podr ampliar el citado plazo hasta un mximo de 6 meses. Simultneamente, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria elevar a la Ministra de Economa y Hacienda una memoria econmica en la que se detalle el impacto financiero del plan de reestructuracin presentado sobre los fondos aportados con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. La Ministra de Economa y Hacienda podr, motivadamente, oponerse en el plazo de 10 das desde que le sea elevada dicha memoria.

Desde el momento de su designacin como administrador provisional de una entidad de crdito y en tanto se elabora el plan de reestructuracin al que se refiere la letra b) anterior, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria podr, temporalmente, suministrar los apoyos financieros que se precisen de acuerdo con el principio de la utilizacin ms eficiente de los recursos pblicos.

3. El plan de reestructuracin detallar las medidas de apoyo en que se concretar, en su caso, la intervencin del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria y que podrn ser, entre otras, las siguientes:

a) medidas de apoyo financiero, que podrn consistir, entre otras, en concesin de garantas, prstamos en condiciones favorables, financiaciones subordinadas, adquisicin de cualquier tipo de activos que figuren en el balance de la entidad, suscripcin o adquisicin de cualesquiera valores representativos de recursos propios y cualesquiera otros apoyos financieros tendentes a facilitar procesos de fusin o absorcin con otras entidades de reconocida solvencia o el traspaso total o parcial del negocio a otra entidad as como la adopcin por los rganos correspondientes de la entidad afectada de los acuerdos necesarios a tal fin; y

b) medidas de gestin que mejoren la organizacin y los sistemas de procedimiento y control interno de la entidad.

4. El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria estar facultado, asimismo, para ceder total o parcialmente los depsitos en cuenta corriente o a plazo constituidos en una entidad administrada por el mismo a otra u otras entidades de crdito, satisfaciendo a stas su importe y subrogndose legalmente en la posicin de sus titulares frente a la entidad cedente, sin que sea preciso el consentimiento de estos ltimos.

Asimismo, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, previo informe de la Comisin Nacional del Mercado de Valores, podr disponer de forma inmediata el traslado de los valores depositados en la entidad administrada por el mismo por cuenta de sus clientes a otra entidad habilitada para desarrollar esta actividad, incluso si tales activos se encuentran depositados en terceras entidades a nombre de la entidad que presta el servicio de depsito.

La entidad cedente facilitar el acceso de la entidad de crdito a la que vayan a cederse los depsitos o la custodia de los valores a la documentacin y registros contables e informticos necesarios para hacer efectiva la cesin.

5. Cuando las medidas anteriormente citadas contemplen la adquisicin de activos por parte del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, ste podr mantener su gestin o encomendarla a un tercero. En caso de decidir su enajenacin, la misma deber realizarse a travs de procedimientos que aseguren la competencia.

6. Las inversiones que realice el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria en ejecucin de un plan de reestructuracin no estarn sujetas a las limitaciones u obligaciones legales aplicables en el caso de ayudas a cargo de los Fondos de Garanta de Depsitos en Entidades de Crdito, incluidas, en todo caso, las siguientes:

a) las limitaciones estatutarias del derecho de asistencia a las Juntas Generales o del derecho a voto respecto de las acciones que dicho Fondo adquiera o suscriba;

b) las limitaciones a la tenencia de cuotas participativas previstas en el apartado 7 del artculo 7 de la Ley 13/1985, de 25 de mayo, de Coeficientes de Inversin, Recursos Propios y Obligaciones de Informacin de los Intermediarios Financieros;

c) las limitaciones a la adquisicin de aportaciones al capital social de cooperativas de crdito por parte de personas jurdicas;

d) las limitaciones que la Ley establece a la computabilidad de los recursos propios respecto de los valores que el Fondo adquiera o suscriba;

e) la obligacin de presentar Oferta Pblica de Adquisicin con arreglo a la normativa sobre mercados de valores.

7. La adquisicin de acciones o cuotas participativas por el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria requerir que se acuerde la supresin del derecho de suscripcin preferente de los accionistas o cuotapartcipes existentes en el momento de la adopcin del acuerdo de ampliacin de capital o de emisin de cuotas.

8. Cuando el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria adquiera cuotas participativas de una Caja de Ahorros, gozar de un derecho de representacin en la Asamblea General igual al porcentaje que aquellas supongan sobre el patrimonio neto de la caja emisora. El citado derecho excepcional de representacin se mantendr exclusivamente mientras el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria mantenga la titularidad de los citados valores, no siendo transmisible a posteriores adquirentes de los mismos.

9. Cuando el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria suscriba o adquiera aportaciones al capital social de una cooperativa de crdito, su derecho de voto en la Asamblea de la misma ser proporcional al importe de dichas aportaciones respecto al capital social de la cooperativa.

Artculo 8. Competencias relativas a operaciones societarias en procesos de reestructuraciones de entidades de crdito.

1. La aprobacin por el Banco de Espaa del plan previsto en el artculo 7 anterior determinar que las concretas operaciones de fusin de entidades de crdito, ya sea por absorcin o mediante la creacin de una nueva entidad de crdito, o de escisin o cesin global o parcial de activos y pasivos que se contengan en el mismo, as como las eventuales adquisiciones de participaciones significativas que resulten de su ejecucin y las modificaciones estatutarias que, en su caso, se produzcan como consecuencia de dichas operaciones no requieran ninguna autorizacin administrativa ulterior en el mbito de la ordenacin del crdito y la banca, salvo aquellas exigidas por la legislacin en materia de defensa de la competencia.

2. El Banco de Espaa, con carcter previo a aprobar el plan correspondiente, solicitar informe a la Ministra de Economa y Hacienda o a los rganos competentes de las Comunidades Autnomas en que tengan su domicilio las cajas de ahorros y, en su caso, las cooperativas de crdito involucradas. Dichos informes debern ser remitidos en el plazo de 10 das.

TTULO II
Reforzamiento de los recursos propios de las entidades de crdito
Artculo 9. Instrumentos financieros para el reforzamiento de los recursos propios de las entidades de crdito

1. El Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria podr adquirir los ttulos a que se refiere el apartado 3 de este artculo emitidos por aquellas entidades de crdito residentes en Espaa que, sin incurrir en las circunstancias establecidas en el artculo 6 del presente real decreto-ley, necesiten reforzar sus recursos propios con el fin exclusivo de llevar a cabo entre s procesos de integracin y as lo soliciten.

Tales procesos deben comportar, entre otros, una mejora de su eficiencia, la racionalizacin de su administracin y gerencia as como un redimensionamiento de su capacidad productiva y todo ello con la finalidad de mejorar sus perspectivas futuras.

A tal efecto, las entidades en cuestin elaborarn un plan de integracin que deber detallar las medidas y compromisos especficos dirigidos a conseguir dicho objetivo y que deber ser aprobado por el Banco de Espaa, bajo el principio de la utilizacin ms eficiente de los recursos pblicos. La citada adquisicin deber llevarse a efecto teniendo en cuenta, en todo caso, el plazo y riesgo de la operacin, la necesidad de evitar el riesgo de una distorsin competitiva as como que tal adquisicin facilita la ejecucin y cumplimiento del plan de integracin y estar presidida por el principio de la utilizacin ms eficiente de los recursos pblicos.

2. Con carcter previo a la efectiva adquisicin de estos ttulos, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria elevar a la Ministra de Economa y Hacienda una memoria econmica en la que se detalle el impacto financiero de esa adquisicin sobre los fondos aportados con cargo a los Presupuestos Generales del Estado. La Ministra de Economa y Hacienda podr oponerse, motivadamente, en el plazo de 10 das desde que le sea elevada dicha memoria.

3. Los ttulos a los que se refiere el apartado 1 anterior sern participaciones preferentes convertibles en acciones, en cuotas participativas o en aportaciones al capital social, que se regirn por las disposiciones contenidas en la disposicin adicional segunda de la Ley 13/1985, de 25 de mayo, sobre coeficientes de inversin, recursos propios y obligaciones de informacin de los intermediarios financieros, con las siguientes especialidades.

a) La emisin tendr carcter excepcional y slo podr acordarse al amparo y a efectos de lo dispuesto en este real decreto-ley. Las entidades emisoras debern aprobar, en el momento de la adopcin del acuerdo de emisin de las participaciones preferentes previstas en este artculo, los acuerdos necesarios para la ampliacin del capital, la emisin de cuotas participativas o la suscripcin de aportaciones al capital en la cuanta necesaria. Los trminos y condiciones de la retribucin de las participaciones preferentes tendrn en cuenta, en todo caso, los principios que se establezcan por la Comisin Europea.

b) La adquisicin de participaciones preferentes convertibles por parte del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria requerir que se acuerde la supresin del derecho de suscripcin preferente de los accionistas o cuotapartcipes existentes en el momento de la adopcin del acuerdo de emisin.

c) Las entidades emisoras debern comprometerse a recomprar los ttulos suscritos por el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria tan pronto como estn en condiciones de hacerlo en los trminos comprometidos en el plan de integracin. Transcurridos cinco aos desde el desembolso sin que las participaciones preferentes hayan sido recompradas por la entidad, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria podr solicitar su conversin en acciones, en cuotas participativas o en aportaciones sociales del emisor. El ejercicio de esta facultad deber realizarse, en su caso, en el plazo mximo de 6 meses contados a partir de la finalizacin del quinto ao desde que se produjo el desembolso de las participaciones preferentes. No obstante lo anterior, el acuerdo de emisin deber contemplar asimismo la convertibilidad de las participaciones preferentes a instancias del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria si, antes del transcurso del plazo de cinco aos, el Banco de Espaa considera improbable, a la vista de la situacin de la entidad o su grupo, que la recompra de las participaciones preferentes pueda llevarse a cabo en ese plazo.

d) Las participaciones preferentes emitidas al amparo de lo dispuesto en este precepto sern computables como recursos propios bsicos. A estos efectos, no les sern de aplicacin las limitaciones que la ley establece para la computabilidad de los recursos propios.

e) El acuerdo de emisin de estos ttulos deber ajustarse, asimismo, a las restantes condiciones comprometidas en el plan de integracin.

4. La desinversin por el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria de los ttulos suscritos en ejercicio de las funciones que se le encomiendan en este artculo se realizar mediante su recompra por la entidad emisora o su enajenacin a terceros. Cuando la desinversin de dichos ttulos o de los resultantes de su conversin se realice mediante su enajenacin a terceros, esta deber llevarse a cabo a travs de procedimientos que aseguren la competencia y dentro de un plazo no superior a los cinco aos a contar desde la fecha de cumplimiento del plan de integracin, plazo que no ser de aplicacin en el caso de que a la entidad le sea de aplicacin el apartado 8 de este artculo.

5. En caso de conversin de las participaciones preferentes en acciones, en cuotas participativas o en aportaciones al capital, ser de aplicacin a las mismas lo dispuesto en los apartados 6, 8 y 9 del artculo 7 de este real decreto-ley.

6. Con periodicidad trimestral, la entidad designada por las entidades involucradas en el proceso de integracin o, en su caso, la entidad resultante del mismo remitir al Banco de Espaa un informe sobre el grado de cumplimiento de las medidas contempladas en el plan de integracin aprobado. El Banco de Espaa, a la vista del contenido de ese informe, podr requerir la adopcin de las acciones que sean necesarias para asegurar que el plan de integracin se lleva efectivamente a trmino.

7. Si, como consecuencia de la evolucin de la situacin econmico-financiera de la entidad resultante del proceso de integracin o del desenvolvimiento de las condiciones de los mercados, se advirtiera que el plan de integracin no puede cumplirse en los trminos en que fue aprobado, la entidad podr solicitar al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria una modificacin de dichos trminos, que podr incluir, entre otros aspectos, una extensin del plazo de recompra de los ttulos suscritos por el Fondo al que se refiere el apartado 3.c) anterior, hasta dos aos ms. La modificacin del plan de integracin acordada con el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria deber ser aprobada por el Banco de Espaa.

8. Si, como consecuencia de la evolucin de la situacin econmico-financiera de la entidad resultante del proceso de integracin o del desenvolvimiento de las condiciones de los mercados, el plan de integracin no pudiera llevarse a cabo y la entidad se encontrase en la situacin prevista en el artculo 6 de este real decreto-ley, se aplicar a dicha entidad lo dispuesto en el artculo 7, debiendo preverse en los planes que, con arreglo a ese artculo, se aprueben lo que proceda respecto de los ttulos suscritos por el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

Disposicin adicional primera. Rgimen jurdico de las garantas constituidas a favor del Fondo de Reestructuracin Bancaria o de los Fondos de Garanta de Depsitos en Entidades de Crdito.

El rgimen jurdico establecido en la disposicin adicional sexta de la Ley 13/1994, de 1 de junio, de Autonoma del Banco de Espaa, ser aplicable asimismo a las garantas constituidas a favor de los Fondos de Garanta de Depsitos en Entidades de Crdito o del Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria en el ejercicio de sus funciones.

Disposicin adicional segunda. Rgimen jurdico del otorgamiento de avales en garanta de las obligaciones econmicas exigibles al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

Al amparo de lo establecido en el artculo 114 de la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria, se autoriza a la Administracin General de Estado, con sujecin a los lmites que se establecen en las letras a) y b) siguientes, a otorgar avales en garanta de las obligaciones econmicas exigibles al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, derivadas de las emisiones de instrumentos financieros, de la concertacin de operaciones de prstamo y crdito, as como de la realizacin de cualesquiera otras operaciones de endeudamiento que realice dicho Fondo:

a) Hasta el 31 de diciembre de 2009, la Administracin General del Estado podr otorgar avales por un importe mximo de 27.000 millones de euros, con cargo al lmite establecido en el artculo 54. Uno de la Ley 2/2008, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el ao 2009

b) Para los ejercicios posteriores, los importes mximos para el otorgamiento de avales sern los que determinen las correspondientes leyes de Presupuestos Generales del Estado.

El otorgamiento de los avales, que no devengarn comisin alguna, deber ser acordado por la Ministra de Economa y Hacienda, de acuerdo con lo establecido en la Ley 47/2003, de 26 de noviembre, General Presupuestaria y slo podr efectuarse una vez constituido el Fondo y hasta la fecha de su extincin.

De producirse la ejecucin del aval, siempre que la misma se inste dentro de los 5 das naturales siguientes a la fecha de vencimiento de la obligacin garantizada, el Estado satisfar una compensacin a los titulares legtimos de los valores garantizados, sin perjuicio de las cantidades que deba abonar en virtud del aval. El importe de esta compensacin ser el resultante de aplicar al pago en el que consista la ejecucin del aval el tipo de inters Euro OverNight Average publicado por el Banco de Espaa o el que, en su caso determinela Ministra de Economa y Hacienda, del da del vencimiento de la obligacin garantizada por el nmero de das que transcurran entre esta fecha y la de pago efectivo por el avalista, sobre la base de un ao de 360 das.

Se autoriza a la Ministra de Economa y Hacienda a establecer las condiciones y procedimiento para hacer efectiva esta compensacin.

Se autoriza a la Direccin General del Tesoro y Poltica Financiera a realizar los pagos correspondientes tanto a la ejecucin del aval como a esta compensacin mediante operaciones de Tesorera con cargo a los conceptos especficos que se creen a tal fin.

Con posterioridad a su realizacin, la Direccin General del Tesoro y Poltica Financiera proceder a la aplicacin al presupuesto de gastos de los pagos realizados en el ejercicio, Los pagosefectuados en el mes de diciembre de cada ao se aplicarn al presupuesto de gastosen el trimestre inmediatamente siguiente.

Disposicin adicional tercera. Situaciones concursales

1. El deber de solicitar la declaracin de concurso no ser exigible a la entidad de crdito que, dentro de los supuestos previstos, haya presentado alguno de los planes a que se refieren los artculos 6 y 7 de este real decreto-ley. En estos casos no se proveern por el juzgado competente las solicitudes de concurso referidas a una entidad de crdito que puedan presentarse.

2. En el supuesto de que el Banco de Espaa haya acordado la sustitucin provisional de los rganos de administracin o direccin de la entidad de crdito, la legitimacin para solicitar el concurso corresponder exclusivamente al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria.

Disposicin derogatoria nica. Derogaciones normativas.

A la entrada en vigor de este real decreto-ley quedan derogadas cuantas disposiciones de igual o inferior rango se opongan a lo dispuesto en l.

Disposicin final primera. Modificacin del artculo 2.1 del Real Decreto-ley 6/2008. de 10 de octubre, por el que se crea el Fondo para la Adquisicin de Activos Financieros.

Se modifica el artculo 2.1 del Real Decreto-ley 6/2008. de 10 de octubre, por el que se crea el Fondo para la Adquisicin de Activos Financieros, que queda redactado en los siguientes trminos:

1. El Fondo para la Adquisicin de Activos Financieros se dotar con cargo a los Presupuestos Generales del Estado, por un importe de 30.000 millones €, ampliable hasta un mximo de 43.250 millones €.

Disposicin final segunda. Modificacin de la Ley 2/2008, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el ao 2009.

Uno. El primer prrafo del artculo 54.Dos de la Ley 2/2008, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el ao 2009, queda redactado en los siguientes trminos:

Dentro del total sealado en el apartado anterior, se reservan los siguientes importes:

a) 10.000 millones de euros para garantizar, de acuerdo con lo establecido en el artculo 1.8 del Real Decreto-ley 6/2009, de 30 de abril, por el que se adoptan determinadas mediadas en el sector energtico y se aprueba el bono social, las obligaciones econmicas exigibles al Fondo de Titulizacin del Dficit del Sistema Elctrico, derivadas de las emisiones de instrumentos financieros que realice dicho Fondo con cargo a los derechos de cobro que constituyan el activo del mismo.

b) 9.000 millones de euros para garantizar, de acuerdo con lo establecido en el Real Decreto-ley 4/2009, de 29 de marzo, las obligaciones derivadas de las financiaciones que pueda otorgar el Banco de Espaa a Caja de Ahorros de Castilla-La Mancha.

c) 27.000 millones de euros, para garantizar las obligaciones econmicas exigibles al Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria, derivadas de las operaciones previstas en el artculo 2.5 del Real Decreto-ley 9/2009, de 26 de junio, sobre reestructuracin bancaria y reforzamiento de los recursos propios de las entidades de crdito.

d) 64.000 millones de euros, para garantizar las obligaciones derivadas de las operaciones de financiacin a las que se refiere el artculo 1 del Real Decreto-ley 7/2008, de 13 de octubre, de Medidas Urgentes en Materia Econmico-Financiera en relacin con el Plan de Accin Concertada de los Pases de la Zona Euro.

Dos. El anexo II, crditos ampliables, Segundo. Cuatro. c) de la Ley 2/2008, de 23 de diciembre, de Presupuestos Generales del Estado para el ao 2009, queda redactado en los siguientes trminos:

c) El crdito 15.931M.16.879, destinado a la aportacin al Fondo para la Adquisicin de Activos Financieros. El crdito final no podr superar la cantidad de 43.250.000 miles de euros, importe mximo previsto en el artculo 2 del Real Decreto-ley 6/2008, de 10 de octubre, por el que se crea el Fondo para la Adquisicin de Activos Financieros.

Disposicin final tercera. Modificacin de los apartados 7 y 8 del artculo 7 de la Ley 13/1985, de 25 de mayo, de coeficientes de inversin, recursos propios y obligaciones de informacin de los intermediarios financieros.

Se modifican los apartados 7 y 8 del artculo 7 de la Ley 13/1985, de 25 de mayo, de coeficientes de inversin, recursos propios y obligaciones de informacin de los intermediarios financieros, que quedan redactados del siguiente modo:

7. Las cuotas participativas cotizarn en mercados secundarios organizados. No obstante, ninguna persona, natural o jurdica, o grupo econmico, podr ostentar, directa o indirectamente, cuotas participativas por importe superior al 5 por 100 de las cuotas totales vigentes. Caso de superarse el mismo, se proceder a la suspensin de todos los derechos econmicos de las cuotas adquiridas por la persona o grupo econmico.

Lo anterior se entender sin perjuicio de la posibilidad de que el Fondo de Garanta de Depsitos, el Fondo de Reestructuracin Ordenada Bancaria u otras entidades del sector de cajas de ahorro, previamente autorizadas por el Banco de Espaa, puedan superar el lmite del 5 por 100 de cuotas participativas emitidas por una Caja de Ahorros en situaciones de excepcional gravedad que pongan en peligro la efectividad de sus recursos propios, as como la estabilidad, liquidez y solvencia de la entidad emisora. En tales supuestos, tampoco ser de aplicacin el lmite establecido en el apartado 6 del presente artculo.

8. El rgano competente para acordar cada emisin de cuotas participativas ser la Asamblea General, que podr delegar esta competencia en el Consejo de Administracin de la Caja. La citada competencia se entender delegada, en todo caso, en los administradores provisionales designados por el Banco de Espaa al amparo de lo dispuesto en el ttulo III de la Ley 26/1988, de Disciplina e Intervencin de las Entidades de crdito.

Estar prohibida la adquisicin originaria de cuotas participativas por parte de la Caja o su grupo econmico. No obstante, s se podr realizar una adquisicin derivativa, siempre que el valor nominal de las cuotas que obren en poder de la entidad o su grupo consolidable no exceda del 5 por 100 de las cuotas totales en circulacin.

Disposicin final cuarta. Modificacin del artculo 4 de la Ley 26/1988, de 29 de julio, sobre disciplina e intervencin de las entidades de crdito.

En el artculo 4 de la Ley 26/1988, de 29 de julio, sobre disciplina e intervencin de las entidades de crdito, se adiciona una nueva letra p) con la siguiente redaccin:

p) La falta de remisin al Banco de Espaa por parte de los administradores de una entidad de crdito del plan de retorno al cumplimiento de las normas de solvencia o del plan al que se refiere el artculo 6.1 del Real Decreto-ley 9/2009, de 26 de junio de 2009, sobre reestructuracin bancaria y reforzamiento de los recursos propios de las entidades de crdito, cuando ello resulte procedente. Se entender que existe falta de remisin cuando hubiera transcurrido el plazo establecido para efectuar la misma, a contar desde el momento en que los administradores conocieron o debieron conocer que la entidad se encontraba en alguna de las situaciones que determinan la existencia de dicha obligacin.

Disposicin final quinta. Modificacin de la disposicin adicional segunda de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal.

Se modifica el apartado 2 de la disposicin adicional segunda de la Ley 22/2003, de 9 de julio, Concursal, adicionando una nueva letra k) con la siguiente redaccin:

k) Disposicin adicional tercera del Real Decreto-ley 9/2009, de 26 de junio, sobre reestructuracin bancaria y reforzamiento de los recursos propios de las entidades de crdito.

Disposicin final sexta. Ttulos competenciales.

El presente real decreto-ley se dicta al amparo del artculo 149.1.6., 11. y 13. de la Constitucin que atribuye la Estado las competencias exclusivas sobre legislacin mercantil, bases de la ordenacin del crdito, banca y seguros y bases y coordinacin de la planificacin general de la actividad econmica, respectivamente.

Disposicin final sptima. Habilitacin normativa.

Se autoriza a la Ministra de Economa y Hacienda para dictar las normas necesarias para la aplicacin y desarrollo de lo previsto en este real decreto-ley.

Disposicin final octava. Entrada en vigor.

El presente real decreto-ley entrar en vigor el da siguiente al de su publicacin en el Boletn Oficial del Estado.

Dado en la Embajada de Espaa en Singapur, el 26 de junio de 2009.

JUAN CARLOS R.

El Presidente del Gobierno,

JOS LUIS RODRGUEZ ZAPATERO

Análisis

  • Rango: Real Decreto-ley
  • Fecha de disposición: 26/06/2009
  • Fecha de publicación: 27/06/2009
  • Entrada en vigor: 28 de junio de 2009.
  • Fecha de derogación: 31/08/2012
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE DECLARA en los Recursos (acumulados) 2602/2010, 2603/2010, 2644/2010 y 2681/2010, la inadmisin respecto de las disposiciones finales 3 y 6, la desaparicin sobrevenida del objeto respecto del art. 7.8, inconstitucional y nulo el inciso indicado del art. 8.2 y la DESESTIMACIN de todo lo dems, por Sentencia 182/2013, de 23 de octubre (Ref. BOE-A-2013-12188).
  • SE DEROGA:
  • SE MODIFICA:
    • el art. 10.1 y 2, por Real Decreto-ley 18/2012, de 11 de mayo (Ref. BOE-A-2012-6280).
    • los arts. 2, 7, 9 y 10, por Real Decreto-ley 2/2012, de 3 de febrero (Ref. BOE-A-2012-1674).
    • el art. 3, ttulo II y SE AADEN los arts. 11 a 13, por Real Decreto-ley 2/2011, de 18 de febrero (Ref. BOE-A-2011-3254).
  • SE AADE el art. 10, por Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio (Ref. BOE-A-2010-11086).
  • SE MODIFICA los arts. 6.1 y 2, 7, 9.2 y 3, por Real Decreto-ley 6/2010, de 9 de abril (Ref. BOE-A-2010-5879).
  • SE PUBLICA Acuerdo de convalidacin, por Resolucin de 8 de julio de 2009 (Ref. BOE-A-2009-11875).
  • CORRECCIN de errores en BOE num. 157 de 30 de junio de 2009 (Ref. BOE-A-2009-10752).
Referencias anteriores
  • MODIFICA:
    • Apartado 54.2 y el anexo II de la Ley 2/2008, de 23 de diciembre (Ref. BOE-A-2008-20744).
    • Apartado 2.1 del Real Decreto 6/2008, de 10 de octubre (Ref. BOE-A-2008-16484).
    • Disposicin adicional 2 de la Ley 22/2003, de 9 de julio (Ref. BOE-A-2003-13813).
    • art. 4 de la Ley 26/1988, de 29 de julio (Ref. BOE-A-1988-18845).
    • Apartados 7.7 y 7.8 de la Ley 13/1985, de 25 de mayo (Ref. BOE-A-1985-9680).
  • EN RELACIN con el Real Decreto 2606/1996, de 20 de diciembre (Ref. BOE-A-1996-28535).
Materias
  • Aval
  • Ayudas
  • Banca
  • Banco de Espaa
  • Cajas de Ahorro
  • Entidades de crdito
  • Fondo de Garanta de Depsitos
  • Garantas
  • Ministerio de Economa y Hacienda
  • Presupuestos Generales del Estado
  • Procedimiento concursal

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid