Está Vd. en

Documento DOUE-L-1979-80279

Primera Directiva de la Comisión, de 26 de julio de 1979, que fija los métodos de análisis comunitarios para el control de ciertos azúcares destinados al consumo humano.

Publicado en:
«DOCE» núm. 239, de 22 de septiembre de 1979, páginas 24 a 52 (29 págs.)
Departamento:
Comunidades Europeas
Referencia:
DOUE-L-1979-80279

TEXTO ORIGINAL

LA COMISIÓN DE LAS COMUNIDADES EUROPEAS,

Visto el Tratado constitutivo de la Comunidad Económica Europea,

Vista la Directiva 74/437/CEE del Consejo, de 11 de diciembre de 1973, relativa a la aproximación de las legislaciones de los Estados miembros sobre ciertos azúcares destinados al consumo humano (1), y en particular, su artículo 11,

Considerando que el artículo 11 de la mencionada Directiva establece que la composición de ciertos azúcares se controlará según los métodos de análisis comunitarios;

Considerando que conviene adoptar inicialmente aquellos métodos de análisis cuyo estudio haya sido completado;

Considerando que el método de determinación del tipo de color del azúcar o azúcar blanco y del azúcar refinado a azúcar blanco refinado, el método de determinación de las cenizas conductimétricas en el azúcar refinado o azúcar blanco refinado, en el azúcar líquido, en el azúcar líquido invertido, en el jarabe de azúcar invertido, y el método de determinación de la coloración de la solución de azúcar refinado o azúcar blanco refinado y del azúcar líquido se fijan en el Anexo de la Directiva 73/437/CEE;

Considerando por otra parte que, entretanto se ponen a punto otros métodos comunitarios para la determinación de los azúcares reductores, es aconsejable, dejar a los Estados miembros la facultad de seguir autorizando la utilización del método Lane y Eynon (métodos 7 y 8 de los números III.3 y III.4 del anexo II) en lugar del método Luff-Schoorl (método 6 de los números III.3 y III.4 del anexo II;;

Considerando que los métodos de análisis que figuran en la presente Directiva son conformes con el dictámen del Comité permanente de productos alimenticios,

HA ADOPTADO LA PRESENTE DIRECTIVA:

Artículo 1

1. Los Estados miembros exigirán que los análisis necesarios para verificar los criterios indicados en el Anexo I se efectúen según los métodos descritos en el Anexo II de la presente Directiva.

2. Sin perjuicio de lo dispuesto en el párrafo segundo, el método Luff-Schoorl (método 6 del Anexo II) se utilizará para la determinación de los azúcares reductores en los azúcares siguientes:

- azúcar líquido,

- azúcar blanco líquido,

- azúcar líquido invertido,

- azúcar blanco líquido invertido,

- jarabe de azúcar invertido,

- jarabe de azúcar blanco invertido,

- jarabe de glucosa,

- jarabe de glucosa deshidratado,

- dextrosa monohidratada,

- dextrosa anhidra.

No obstante, los Estados miembros podrán exigir en su territorio la aplicación del método Lane y Eynon (métodos 7 y/o 8 del Anexo II) para determinar los azúcares reductores en uno o varios de los azúcares citados más arriba.

3. En el caso en que un Estado miembro haga uso de la facultad prevista en el segundo parráfo del apartado 2, informará inmediatamente a la Comisión y a los demás Estados miembros.

Artículo 2

Los Estados miembros aplicarán las disposiciones legales, reglamentarias y administrativas necesarias para cumplir la presente Directiva a mas tardar dieciocho meses después de su notificación, e informarán de ello inmediatamente a la Comisión.

Artículo 3

Los destinatarios de la presente Directiva seran los Estados miembros.

Hecho en Bruselas, el 26 de julio de 1979.

Por la Comisión

Étienne DAVIGNON

Miembro de la Comisión

__________

(1) DO no L 356 de 27.12.1973, pp. 71.

ANEXO I

TABLA OMITIDA

ANEXO II

MÉTODOS DE ANÁLISIS RELATIVOS AL CONTROL DE LA COMPOSICIÓN DE CIERTOS AZÚCARES DESTINADOS AL CONSUMO HUMANO

INTRODUCCIÓN

1. Preparación de la muestra para el análisis

Mézclese perfectamente la muestra recibida en el laboratorio.

Extráigase una porción de 200 g como mínimo e introdúzcase inmediatamente en un recipiente seco provisto de un cierre hermético.

2. Reactivos y equipo

En la descripción del equipo sólo se indicarán los instrumentos y aparatos especiales o que requieren normas particulares.

Por otra parte, cuando se menciona el agua, se tratará siempre de agua destilada o de agua desmineralizada de pureza como mínimo equivalente. Todos los reactivos deberán ser de calidad analítica, salvo que se especifique 10 contrario.

Siempre que se mencione una solución de un reactivo sin ninguna indicación se tratará de una solución acuose.

3. Expresión de los resultados

El resultado que se indique en el boletín de análisis será el valor medio obtenido a partir de un mínimo de dos determinaciones cuya repetibilidad sea satisfactoria.

Salvo disposiciones particulares, los resultados se expresarán en porcentaje (m/m) de la muestra en el estado en que llegó al laboratorio. El resultado no deberá llevar más significativas que las que permita la precisión del método.

MÉTODO 1 DETERMINACIÓN DE LA PÉRDIDA DE MASA POR DESECACIÓN

1. Objeto y ámbito de aplicación

El método permite determinar la pérdida de masa por desecación:

- del azúcar semiblanco,

- del azúcar o del azúcar blanco,

- del azúcar refinado o del azúcar blanco refinado.

2. Definición

«Pérdida de masa por desecación»: el valor de la pérdida de masa por desecación determinado por aplicación del método más abajo descrito.

3. Principio

La pérdida de masa por desecación se determinará a una temperatura de 103 ± 2 ºC.

4. Equipo

4.1. Balanza analítica, precisión 0,1 mg.

4.2. Horno adecuadamente ventilado y regulado por termostato que asegure una temperatura constante de 103 ± 2 ºC.

4.3. Recipiente de metal de fondo plano (inatacable por las muestras y las condiciones del análisis) de un diámetro mínimo de 100 mm y de una altura mínima de 30 mm.

4.4. Desecador provisto de gel de sílice recién activado o de un deshidratante equivalente y dotado de un indicador de humedad.

5. Procedimiento

NB: Las operaciones descritas en los números 5.3 a 5.7 deberán efectuarse inmediatamente después de abrir los recipientes que contengan las muestras.

5.1. Secar el recipiente (4.3) en el horno (4.2) a 103 ± 2 ºC hasta masa constante.

5.2. Dejar enfriar el recipiente en el desecador (4.4) durante un mínimo de 30 a 35 minutos y pesar con una precisión de 0,1 mg.

5.3. Pesar con una precisión de 0,1 mg en el recipiente, entre 20 y 30 gr de la muestra.

5.4. Poner el recipiente en el horno (4.2) y a continuación mantenerlo durante tres horas a una temperatura de 103 ± 2 ºC.

5.5. Dejar enfriar el recipiente en el desecador (4.4) y pesar con una precisión de 0,1 mg.

5.6. Colocar de nuevo el recipiente en el horno (4.2) a 103 ± 2 ºC. Dejar enfriar en el desecador (4.4) y pesar con una precisión de 0,1 mg. Repetir esta operación si la diferencia entre dos pesadas sucesivamente es superior a 1 mg. En la hipótesis de un aumento de masa, se retendrá para el cálculo la mas baja de las cifras registradas.

5.7. El tiempo total de secado no deberá ser superior a cuatro horas.

6. Expresión de los resultados

6.1. Fórmula y cálculo de los resultados

La pérdida de masa por desecación, en porcentaje de la masa de la muestra, vendrá dada por la fórmula siguiente:

((m0-m1)/m0 ) X 1000

donde

mo = masa inicial, en gramos, de la muestra analizada después de secada.

6.2. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos determinaciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre la misma muestra, no deberá sobrepasar los 0,02 g por cade 100 g de muestra.

MÉTODO 2

DETERMINACIÓN DE LA MATERIA SECA (por desecación en vacío)

1. Objeto y ámbito de aplicación

El método permite determinar el contenido en materia seca de:

- el jarabe de glucosa,

- el jarabe de glucosa deshidratada,

- la dextrosa monohidratada,

- la dextrosa anhidra.

2. Definición

«Contenido en materia seca»: el contenido en materia seca determinado por aplicación del método que se describe a continuación.

3. Principio

El contenido en materia seca se determinará mediante un horno de desecación en vacío a una presión no superior a 3,3 kPa (34mbar) y a una temperature de 70 ± 1 ºC, en el que se introducirá una determinada cantidad de muestra diluida y mezclada con tierra de diatomeas en el caso del jarabe de glucosa y del jarabe de glucosa deshidratada.

4. Reactivos

4.1. Tierra de diatomeas: colóquese en un embudo Büchner y purifíquese mediante sucesivos lavados con ácido clorhídrico diluido (1 ml de ácido concentrado, densidad a 20 ºC = 1,19 g/ml por litro de agua). Se habrá completado el tratamiento cuando las aguas de lavado permanezcan definitivamente ácidas. Continúese el lavado con agua hasta que el pH de las aguas filtradas sea superior a 4. Séquese en el horno a una temperatura estable de 103 ± 2 ºC y consérvese el polvo blanco obtenido en un recipiente herméticamente cerrado.

5. Equipo

5.1. Horno de desecación en vacío provisto de termostato para ajuste automático de la temperatura, termómetro y manómetro de vacío. El horno deberá estar diseñado de modo que asegure un traspaso rápido del calor a los recipientes colocados en las bandejas portamuestra.

5.2. Tren de secado del aire de circulación integrado por una columna de cristal llena de gel de sílice recién activado o de un agente deshidratante equivalente y provista de un indicador de humedad. Dicha columna estará colocada en serie con un depurador de gasógeno que contenga ácido sulfúrico concentrado y que esté conectado a la entrada de aire del horno.

5.3. Bomba de vacío capaz de mantener en el horno una presión igual o inferior a 3,3 kPa (34 mbar.).

5.4. Recipiente de metal de fondo plano, inatacable por las muestras y las condiciones del análisis, de un diámetro mínimo de 100 mm y de una altura mínima de 30 mm.

5.5. Varilla de cristal lo suficientemente larga, para que no pueda caer el recipiente.

5.6. Desecador lleno de gel de sílice recién activado o de un deshidratante equivalente, y provisto de un indicador de humedad.

5.7. Balanza analítica, precisión 0,1 mg.

6. Procedimiento

6.1. Verter alrededor de 30 mg de tierra de diatomeas (4.1) en un recipiente (5.4) provisto de una varilla de cristal (5.5).

Colocarlo todo en el horno (5.1) a 70 ± 1 ºC y reducir la presión a 3,3 kPa (34 mbar) o a un valor inferior. Secar durante un tiempo mínimo de cinco horas dejando penetrar una lenta corriente de aire a través del tren de secado. Verificar de vez en cuando la presión si es necesario.

6.2. Restablecer la presión atmosférica en el horno aumentando prudentemente el caudal de la corriente de aire. Colocar inmediatamente el recipiente con la varilla de cristal en el desecador (5.6). Dejar enfriar y pesar.

6.3. Pesar 10 g aproximadamente de la muestra que se vaya a analizar en un vaso de precipitados de 100 ml con una precisión de 1 mg.

6.4. Diluir la muestra con 10 ml de agua caliente y trasvasar cuantitativamente la solución al recipiente (5.4) sirviéndose de la varilla (5.5) y enjuagando tres veces con 5 ml de agua caliente. Mezclar con mucho cuidado.

6.5. Colocar el recipiente que contenga la muestra y la varilla de cristal en el horno y reducir la presión a 3,3 kPa (34 mbar), o a un valor inferior. Secar a 70 ± 1 ºC, haciendo circular por el horno una lenta corriente de aire seco.

La duración total de la operación de secado será de 20 horas, pero dicha operación deberá conducirse de tal manera que la desecación se encuentre ya muy avanzada hacia el final del primer día. Deberá mantenerse en funcionar la bomba de vacío a la presión prevista, dejando penetrar una lenta corriente de aire seco con objeto de mantener durante la noche una presión de alrededor de 3,3 kPa (34 mbar), o menos.

6.6. Restablecer la presión atmosférica en el horno aumentando cuidadosamente el caudal de la corriente de aire seco. Colocar inmediatamente el recipiente en el desecador. Dejar enfriar y pesar.

6.7. Continuar la operación (6.5) durante 4 horas más. A continuación restablecer la presión en el horno y colocar inmediatamente el recipiente en el desecador. Dejar enfriar y pesar. Verificar si la masa obtenida es constante. Se considerara que lo es si la diferencia entre las dos pesadas del mismo recipiente no excede de 2 mg. Si la diferencia sobrepasare este límite, repítase la operación 6.7.

6.8 Para determinar el contenido en materia seca de la dextrosa monohidratada y de la dextrosa anhidra sígase el procedimiento descrito en los números 6.1 a 6.7 pero sin utilizar la tierra de diatomeas ni el agua.

7. Expresión de los resultados

7.1. Fórmula y cálculo de los resultados

El contenido en materia seca, expresado en porcentaje de la masa de la muestra vendrá dado por la siguiente fórmula:

(m1-m2) x 1000/m0

donde

mo = la masa inicial, en gramos, de la muestra analizada,

m1 = la masa, en gramos, del recipiente más la tierra de diatomeas, la varilla de vidrio y el residuo de la muestra analizada, después de secada,

m2 = la masa, en gramos, del recipiente más la tierra de diatomeas y la varilla.

7.2. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos determinaciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre la misma muestra, no deberá sobrepasar los 0,12 g por cada 100 g de muestra.

MÉTODO 3

DETERMINACIÓN DE LA MATERIA SECA TOTAL (por refractometría)

1. Objeto y ámbito de aplicación

El método permite determinar el contenido en materia seca de:

- el azúcar líquido,

- el azúcar blanco líquido,

- el azúcar líquido invertido,

- el azúcar blanco líquido invertido,

- el jarabe de azúcar invertido,

- al jarabe de azúcar blanco invertido.

2. Definición

«Contenido en materia seca»: el contenido en materia seca determinado por aplicación del método que se describe a continuación.

3. Principio

El índice de refracción de la muestra se determinará a 20 ºC y se transformará en materia seca por referencia a las tablas de conversión adjuntas, que establecen la concentración en función del índice de refracción.

4. Equipo

4.1. Refractómetro con una precision de lectura del índice de refracción del cuarto decimal, provisto de un termómetro y de una bomba de agua conectada a un baño María controlado por termostato, de forma que la temperatura se mantenga a 20 ± 0,5 ºC.

4.2. Fuente luminosa consistente en una lámpara de vapor de sodio.

5. Procedimiento

5.1. Si hubiere cristales en la muestra, disuélvanse diluyendo la muestra en la porporción 1: 1 (m/m).

5.2. Medir el índice de refracción de la muestra a 20 ºC en el refractómetro (4.1).

6. de los resultados

6.1. Cálculo de los resultados

El contenido en materia seca se calculará utilizando los índices de refracción de las soluciones de sacarosa a 20 ºC de la tabla adjunta, corregida añadiendo 0,022 por cada 1 % de azúcar invertido presente en la muestra.

6.2. Si la muestra hubiere sido diluida con agua en la proporción 1: 1 (m/m), el contenido en materia seca calculado deberá multiplicarse por 2.

6.3. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos determinaciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre la misma muestra, no deberá sobrepasar los 0,2 g por cada 100 g de muestra.

TABLAS DE REFERENCIA

TABLA OMITIDA

MÉTODO 4

DETERMINACIÓN DE LOS AZÚCARES REDUCTORES; EXPRESADOS EN AZÚCARES INVERTIDOS (Método del Instituto de Berlín)

1. Objeto y ámbito de aplicación

El método permite determinar el contenido en azúcares reductores, expresado en azúcares invertidos en el azúcar semiblanco.

2. Definición

«Azúcares reductores expresados en azúcares invertidos»: el contenido en azúcares reductores determinado por aplicación del método más abajo descrito.

3. Principio

Reducción de una solución de cobre (II) por medio de una solución de azúcares reductores. El óxido de cobre (I) formado se oxida con una solución de yodo cuyo exceso determina retrovalorando con una solución valorada de tiosulfato de sodio.

4. Reactivos

4.1. Solución de cobre II (solución de Müller)

4.1.1. Disolver 35 g de sulfato de cobre (II) pentahidratado (CuSO4 7 5H2O) en 400 ml de agua hirviendo. Enfriar.

4.1.2. Disolver 173 g de tartrato doble de sodio y de potasio tetrahidratado (sal de Rochelle o sal de Seignette: KNaC4H4O6 7 4H2O) y 68 g de carbonato de sodio anhidro en 500 ml de agua hirviendo. Enfriar.

4.1.3. Mezclar las dos soluciones (4.1.1 y 4.1.2) en una matraz aforado de 1 l y completar hasta 1 000 ml con agua. Añadir 2 g de carbón activo, agitar, dejar reposar durate varias horas y filtrar con un papel filtro endurecido o con una membrana filtrante.

Si durante la conservación aparecieren pequeñas cantidades de óxido de cobre (I), fíltrese de nuevo.

4.2. Solución de ácido acético 5 mol/l.

4.3. Solución de yodo 0,01665 mol/l.

4.4. Solución de tiosulfato de sodio 0,0333 mol/l.

4.5. Solución de almidón: añadase a 1 l de agua hirviendo una mezcla de 5 g de almidón soluble disuelto en 30 ml de agua.

Hervir durante tres minutos, dejar enfriar y añadir 10 mg de ioduro de mercurio (II) como conservante, si ello fuere necesario.

5. Equipo

5.1. Frasco cónico de 300 ml; pipetas y buretas de precisión.

5.2. Baño María con agua hirviendo.

6. Procedimiento

6.1. En un frasco cónico de 300 ml introducir una cantidad de muestra (10 g o menos) que no contenga más de 30 mg de azúcar invertido y disolverla en aproximadamente 100 ml de agua.

Añadir 10 ml de la solución de cobre (II) (4.1) por medio de una pipeta. Agitar el frasco y ponerlo al baño María durante 10 minutos exactamente. El nivel de la solución en el frasco cónico debera estar a un mínuto de 20 mm por debajo del nível del agua del baño María. Enfriar rápidamente en agua corriente fría. Durante esta operación no agitar la solución con objeto de evitar que el oxígeno del aire vuelva a oxidar una parte del precipitado de óxido de cobre (I). Una vez enfriada la solución, añadirle 5 ml de ácido acético 5 mol/l (4.2), sin agitar, e inmediatamente después, sirviéndose de una bureta, un exceso (entre 20 y 40 ml) de la solución de yodo 0,01665 mol/l (4.3).

Agitar para disolver el precipitado de cobre. Valorar el exceso de yodo con la solución de tiosulfato de sodio 0,0333 mol/l (4.4) en presencia de la solución de almidón (4.5 añadida hacia el final de la valoración.

6.2. Previamente proceder a una prueba en blanco con agua. Esta prueba deberá efectuarse con cada nueva preparación de solución de cobre (II) (4.1). La titulación no deberá ser superior a 0,1 ml.

6.3. Proceder a una prueba en frío con la solución azucarada, dejándola reposar a temperatura ambiente durante 10 minutos para dar tiempo a reaccionar a otros posibles agentes reductores en presencia, tales como el dióxido de azufre.

7. Exposición de los resultados

7.1. Fórmula y cálculo de los resultados

El volumen de la solución de yodo utilizada será igual al número de ml de la solución de yodo 0,01665 mol/l añadidos en exceso menos el número de ml de la solución de tiosulfato de sodio 0,0333 mol/l utilizado para la valoración.

Substraer del volumen de la solución de yodo 0,01665 mol/l utilizada:

7.1.1. el número de ml utilizados en la prueba en blanco con agua efetuada previamente (6.2),

7.1.2. el número de ml utilizados en la prueba en frío con la solución azucarada (6.3),

7.1.2. 2 ml por cada 10 g de sacarosa que contenga la muestra o una cantidad proporcional si la muestra contuviese menos de 10 g de sacarosa (corrección para la sacarosa).

Una vez efectuadas estas correcciones, 1 ml de la solución de yodo corresponderá a 1 mg de azúcar invertido.

El contenido en azúcar invertido, expresado en porcentaje de la muestra, vendrá dado por la siguiente fórmula:

V1/10 x m0

donde

V1 = número de ml de la solución de yodo 0,01665 mol/l (4.3) después de la corrección,

mo = masa, en gramos, de la muestra analizada.

7.2. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos determinaciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre una misma muestra, no deberá sobrepasar los 0,02 g por cada 100 g de muestra.

MÉTODO 5

DETERMINACIÓN DE LOS AZÚCARES REDUCTORES, EXPRESADOS EN AZÚCARES INVERTIDOS (Método de Knight y Allen)

1. Objeto y ámbito de aplicación

El método permite determinar el contenido en azúcares invertidos en:

- el azúcar o el azúcar blanco,

- el azúcar refinado o el azúcar blanco refinado.

2. Definición

«Azúcares reductores expresados en azúcares invertidos»: el contenido en azúcares reductores determinado por aplicación del método más abajo descrito.

3. Principio

A la solución de la muestra se añadirá un exceso de reactivo de cobre (II) que será sometido a una reducción parcial; la fracción no reducida se retrovalorará con ayuda de una solución de EDTA

4. Reactivos

4.1. Solución de ácido etilendiaminotetraacético (sal disódica) (EDTA), 0,0025 mol/l: disolver 0,930 g de EDTA en agua y completer hasta 1 000 ml con agua.

4.2. Solución indicadora de muréxida: añadir 0,25 g de muréxida a 50 ml de agua y mezclar con 20 ml de una solución acuosa de azul de metileno de 0,2 g/100 ml.

4.3. Reactivo alcalino de cobre: disolver 25 g de carbonato de sodio anhidro y 25 g de tartrato sódico

- potásico tetrahidratado en aproximadamente 600 ml de agua que contenga 40 ml de hidróxido de sodio 1 mol/l. Disolver 6 g de sulfato de cobre (II) pentahidratado en aproximadamente 100 ml de agua y añadir a la solución de tartrato, completar hasta 1 000 ml con agua.

NB: La solución tiene un periodo de conservación limitado (una semana).

4.4. Solución normalizada de azúcares invertidos: en un matraz aforado de 250 ml disolver 23,75 g de sacarosa pura (4.5) en aproximadamente 120 ml de agua, añadir 9 ml de ácido clorhídrico (densidad = 1,16) y dejar reposar a temperatura ambiente durante ocho días. Completar la solución hasta 250 ml y verificar la terminación de la hidrólisis por una lectura del sacarímetro en un tubo de 200 mm. Deberá obtenerse - 11,80 ± 0,05 ºS (ver número 8). Con ayuda de una pipeta transferir 200 ml de esta solución a un matraz aforado de 2 000 ml. Diluir con agua y añadir 71.4 ml de hidróxido de sodio 1 mol/l que contenga 4 g de ácido benzoico (ver número 8), agitando continuamente para evitar una alcalinidad local excesiva.

Completar hasta los 2 000 ml para obtener una solución de 1 gr/100 ml de azúcar invertido.

La solución deberá presentar un pH de alrededor de 3. Esta solución concentrada estable deberá diluirse inmediatamente antes de su empleo.

4.5. Sacarosa pura: muestra de sacarosa pura con un contenido en azúcares invertidos inferior a 0,001 g/100 g.

5. Equipo

5.1. Tubo de ensayo de 150 × 20 mm.

5.2. Recipiente de porcelana blanca.

5.3. Balanza analítica (precisión: 0,1 mg).

6. Procedimiento

6.1. En un tupo de ensayo (5.1) disolver en 5 ml de agua 5 g de azúcar tomados de la muestra a cuyo análisis se procede.

Añadir 2 ml del reactivo cobre (4,3) y mezclar. Poner el tubo al baño María con agua hirviendo durante cinco minutos y luego enfriar en agua fría.

6.2. Transferir cuantitativamente la solución contenida en el tubo de ensayo a un recipiente de evaporación (5.2) enjuagando el tubo de ensayo con algunos ml de agua. Añadir 3 gotas de indicador (4.2) y valorar con ayuda de una solución de EDTA (4.1). Vo es el número de ml de EDTA utilizados para la valoración.

El color de la solución cambiará del verde al gris antes del punto final y la púrpura en el punto final. El color púrpura desaparecerá lentamente a causa de la oxidación del óxido de cobre (I) en óxido de cobre (II) a una velocidad que dependerá de la concentración del cobre reducido presente. El punto final de la valoración deberá por tanto alcanzarse rápidamente.

6.3. Construir una curva de calibración añadiendo cantidades conocidas de azúcares invertidos (solución 4.4 convenientemente diluida) a 5 g de sacarosa (4.5) y añadir agua fría en cantidad suficiente para que la adición total de agua alcance los 5 ml.

Trasladar los volúmenes de valoración (en ml) en función del porcentaje de azúcares invertidos añadidos a los 5 g de sacarosa: el gráfico resultante presentará una línea recta entre las zonas correspondientes a 0,001 y 0,019 g de azúcares invertidos por cada 100 g de muestra.

7. Expresión de los resultados

7.1. Cálculo de los resultados

Marcar sobre la curva de calibración el porcentaje de azúcares invertidos correspondiente al valor de Vo ml de EDTA determinados en el análisis de la muestra.

7.2. Cuando en la muestra analizada existan concentraciones de azúcares invertidos superiores a 0,017 g/100 g, el peso de la muestra tomada de acuerdo co lo dispuesto en el número 6.1 deberá reducirse de forma adecuada. No obstante dicha muestra se completara con sacarosa pura (4.5) hasta alcanzar el peso establecido de 5 g.

7.3. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos determinaciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre la misma muestra, no deberá sobrepasar los 0,005 g por cada 100 g de muestra.

8. Observación Para convertir ºS en grados de arco, dividir por 2,889 (tubo de precisión de 200 mm; fuente lumínosa constituida por una lámpara de vapor de sodio; temperatura del local donde se encuentre el aparato mantenida lo más cerca posible de 20 ºC).

MÉTODO 6

DETERMINACIÓN DE LOS AZÚCARES REDUCTORES EXPRESADOS EN AZÚCARES INVERTIDOS O EN D-GLUCOSA (Método Luff-Schoorl)

1. Objeto y ámbito de aplicación

El método permite determinar:

1.1. el contenido en azúcares reductores (expresados en azúcares invertidos) en:

- el azúcar líquido,

- el azúcar blanco líquido,

- el azúcar líquido invertido,

- el azúcar blanco líquido invertido,

- el jarabe de azúcar invertido,

- el jarabe de azúcar blanco invertido;

1.2. la D-glucosa que, referida a la materia seca, representa el equivalente en dextrosa en:

- el jarabe de glucosa,

- el jarabe de glucosa deshidratado;

1.3. la dextrosa (D-glucosa) en:

- la dextrosa monohidratada,

- la dextrosa anhidra.

2. Definición

«Azúcares reductores expresados en azúcares invertidos, D-glucosa o equivalente de dextrosa»: el contenido en azúcares reductores expresado en azúcares invertidos, D-glucosa o equivalente de dextrosa determinado por el método que se describe a continuación.

3. Principio

La solución, clarificada si es necesario, en la que se encuentran los azúcares reductores se pone en ebullición en condiciones normalizadas en presencia de una solución de cobre (II), parcialmente reducida a cobre (I). El exceso de cobre (II) se valorará por yodometría.

4. Reactivos

4.1. Solución de Carrez I

Disolver en agua 21,95 g de acetato de zinc dihidratado Zn (CH3COO)2.2H2O, o 24 g de acetato de zinc trihidratado Zn (CH3COO)2.3H2O y 3 ml de ácido acético glacial. Completar hastar 100 ml con agua.

4.2. Solución de Carrez II

Disolver en agua 10,6 g de ferrocianuro II de potasio trihidratado K4(Fe (CN)6).3H2O. Completar hasta 100 ml con agua.

4.3. Reactivo de Luff-Schoorl

Preparar las soluciones siguientes:

4.3.1. Solución de sulfato de cobre (II): disolver 25 g de sulfato de cobre (II) pentahidratado, CuSO4.5H2O, exento de hierro, en 100 ml de agua.

4.3.2. solución de ácido cítrico: disolver 50 g de ácido cítrico monohidratado C6H8O7.H2O en 50 ml de agua;

4.3.3. solución de carbonato de sodio: en un matraz aforado de 1 l disolver 143,8 g de carbonato de sodio anhidro en aproximadamente 300 ml de agua caliente. Dejar enfriar;

4.3.4. Verter, agitando con prudencia, la solución de ácido cítrico (4.3.2) en la solución de carbonato de sodio (4.3.3). Agitar hasta que desaparezca la efervescencia. Añadir a continuación la solución de sulfato de cobre (II) (4.3.1) y completar hasta los 1 000 ml con agua. Dejar reposar una noche y filtrar si es necesario. Controlar según el número 6.1 la molaridad del reactivo así obtenido (Cu 0,1 mol/l; Na2CO3 1 mol/l).

4.4. Solución de tiosulfato de sodio 0,1 mol/l.

4.5. Solución de almidón: añadir 5 g de almidón soluble disuelto en 30 ml de agua a 1 l de agua hirviendo. Hervir durante tres minutos, dejar enfriar y añadir 10 mg de yoduro de mercurio (II) como conservante, si ello fuere necesario.

4.6. Ácido sulfúrico 3 mol/l.

4.7. Solución al 30 % (m/v) de yoduro de potasio.

4.8. Gránulos de piedra pómez hervidos en el ácido clorhídrico, lavados con agua hasta que el ácido haya desaparecido y a continuación secados

4.9. Isopentanol.

4.10. Hidróxido de sodio 0,1 mol/l.

4.11. Ácido clorhídrico 0,1 mol/l.

4.12. Solución al 1 % (m/v) de fenolftaleína en etanol.

5. Equipo

5.1. Frasco cónico de 300 ml provisto de un refrigerante de reflujo.

5.2. Cronómetro

6. Procedimiento

6.1. Control del reactivo de Luff-Schoorl (4.3)

6.1.1. Añadir a 25 ml del reactivo de Luff-Schoorl (4.3) 3 g de yoduro de potasio y 25 ml de ácido sulfúrico 3 mol/l (4.6).

Valorar con tiosulfato sódico 0,1 mol/l (4.4) en presencia de la solución de almidón (4.5), que se añadira hacia el final de la valoración. La cantidad de tiosulfato de sodio 0,1 mol/l utilizada deberá ser de 25 ml.

6.1.2. En un matraz aforado de 100 ml verter 10 ml del reactivo por medio de una pipeta y completar con 90 ml de agua.

Por medio de una pipeta, verter en un frasco cónico 10 ml de reactivo diluido y mezclar con 25 ml de ácido clorhídrico 0,1 mol/l (4.11). Calentar un ahora al baño María con agua hirviendo. Enfriar, rellenar con agua recién hervida hasta alcanzar el volumen inicial y valorar con hidróxido de sodio 0,1 mol/l (4.10) en presencia de fenolftaleína (4.12).

La cantidad de hidróxido de sodio 0,1 mol/l (4.11) utilizada deberá estar comprendida entre 5,5 y 6,5 ml.

6.1.3. Valorar 10 ml de reactivo diluido (6.1.2) con ácido clorhídrico 0,1 mol/l (4.11), en presencia de fenolftaleína (4.12). El viraje vendrá marcado por la desaparición de la coloración violeta.

La cantidad de ácido clorhídrico 0,1 mol/l (4.10) utilizada deberá estar comprendida entre 6 y 7,5 ml.

6.1.4. El reactivo de Luff-Schoorl deberá tener un pH comprendido entre 9,3 y 9,4 a 20 ºC.

6.2. Preparación de la solución

6.2.1. Pesar, con un error máximo de 1 mg, 5 g de la muestra e introducirlos en un matraz aforado de 250 ml. Añadir 200 ml de agua. Si es necesario, clarificar añadiendo sucesivamente 5 ml de solución de Carrez I (4.1) y 5 ml de solución de Carrez II (4.2). Agitar después de cada adición. Completar hasta 250 ml con agua. Mezclar. Filtrar si es necesario.

6.2.2. Diluir la solución 6.2.1 de forma que 25 ml de solución contengan un mínimo de 15 mg y un máximo de 60 mg de azúcares reductores expresados en glucosa.

6.2. Valoración por el método Luff-Schoorl

Extraer con la pipeta 25 ml del reactivo de Luff-Schoorl (4.3) y llevarlos a un frasco cónico de 300 ml (5.1); añadir por medio de una pipeta 25 ml de la solución de azúcar (6.2.2) y dos gránulos de piedra pómez (4.8). Colocar inmediatamente el frasco cónico (5.1) provisto de un refrigerante de reflujo sobre una tela metálica provista de una placa de amianto que tenga una abertura del mismo diámetro que el fondo del frasco cónico. Poner el líquido en ebullición en unos dos minutos. A partir de ese momento, hacer hervir lentamente durante diez minutos exactamente. Enfriar inmediatamente en agua fría y después de unos cinco minutos valorar como sigue:

Añadir 10 ml de solución de yoduro de potasio (4.7) e, inmediatamente después y con cuidado (debido al riesgo de que se forme abundante espuma), 25 ml de ácido sulfúrico 3 mol/l (4.6). Valorar a continuación con la solución de tiosulfato de sodio 0,1 mol/l (4.4) hasta que aparezca una coloración amarillo pálido, añadir algunos ml de solución de almidón (4.5) y proseguir la valoración hasta que desaparezca la coloración azul.

Efectuar una prueba en blanco sustituyendo los 25 ml de solución azucarada (6.2.2) por 25 ml de agua.

7. Expresión de los resultados

7.1. Cálculo de los resultados

Establecer, con la ayuda de la tabla adjunta, la cantidad en mg de glucosa o de azúcares invertidos que corresponda a la diferencia entre los valores de dos valoraciones, expresados en ml de tiosulfato de sodio 0,1 mol/l (efectuar la interpolación si es necesario). Expresar el resultado en % (m/m) de azúcares invertidos o de D-glucosa referido a la materia seca.

7.2. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos valoraciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre la misma muestra, no deberá sobrepasar los 0,2 ml.

8. Observación 8.1. Antes de la acidificación con ácido sulfúrico, pudiera ser recomendable añadir alrededor de 1 ml de isopentanol (4.9) con el fin de evitar la formación de espuma.

Tabla de valores según Luff-Schoorl

TABLA OMITIDA

MÉTODO 7

DETERMINACIÓN DE LOS AZÚCARES REDUCTORES EXPRESADOS EN AZÚCARES INVERTIDOS (Método de volumen constante Lane y Eynon)

1. Objeto y ámbito de aplicación

Este método permite determinar los azúcares reductores, expresados en azúcares invertidos en:

- el azúcar líquido,

- el azúcar blanco líquido,

- el azúcar líquido invertido,

- el azúcar blanco líquido invertido,

- el jarabe de azúcar invertido,

- el jarabe de azúcar blanco invertido.

2. Definición

«Azúcares reductores expresados en azúcares invertidos»: el contenido en azúcares reductores determinado por aplicación del método más abajo descrito.

3. Principio

La solución que se analiza se valore en el punto de ebullición en relación a un volumen determinado de solución de Fehling, utilizando azul de metileno como indicar interno.

4. Reactivos

4.1. Solución de Fehling

4.1.1. Solución A:

Disolver en agua 69,3 g de sulfato de cobre (II) pentahidratado (CuSO4.5H2O) y completar hasta los 1 000 ml con agua.

4.1.2. Solución B:

Disolver en agua 346 g de tartrato de sodio y de potasio tetrahidratado (KNaC4H4O6.4H2O) y 100 g de hidróxido de sodio, y completar hasta los 1 000 ml con agua.

Decantar la solución límpida de cualquier sedimento que pudiera formarse.

NB: Conservar ambas soluciones en botellas de color marrón o amarillo.

4.2. Hidróxido de sodio 1 mol/l

4.3. Solución normalizada de azúcares invertidos: en un matraz aforado de 250 ml disolver 23,75 g de sacarosa pura en aproximadamente 120 ml de agua, añadir 9 ml de ácido clorhídrico (densidad = 1,16) y dejar reposar a temperatura ambiente durante ocho días. Completar la solución hasta 250 ml y verificar la terminación de la hidrólisis por una lectura del sacarímetro en un tubo de 200 mm. Deberá obtenerse- 11,80º ± 0,05 ºS (ver número 8). Con ayuda de una pipeta transferir 200 ml de esta solución a un matraz aforado de 2 000 ml. Diluir con agua y añadir 71,4 ml de hidróxido de sodio 1 mol/l (4.2) que contenga 4 g de ácido benzoico (ver número 8), agitando continuamente para evitar una alcalinidad local excesiva.

Completar hasta los 2 000 ml para obtener una solución de 1 g/100 ml de azúcar invertido. La solución deberá presentar un pH de alrededor de 3. Esta solución concentrada estable deberá diluirse inmediatamente antes de su empleo.

Para obtener una solución de azúcar invertido de 0,25 g/100 ml, llenar un matraz aforado de 250 ml con la solución de azúcar invertido de 1 g/100 ml a 20 ºC. Transvasar el contenido de dicho matraz a otro matraz aforado de 1 000 ml y llenarlo con agua a 20 ºC.

4.4. Solución de azul de metileno de 1 g/100 ml.

5. Equipo 5.1. Matraz de cuello estrecho, 500 ml.

5.2. Bureta de 50 ml con grifo, graduada a 0,05 ml.

5.3 Pipetas aforadas de 20,25 y 50 ml.

5.4. Matraces aforados de 250, 1 000 y 2 000 ml.

5.5. Dispositivo de calentamiento que permita mantener la ebullición en las condiciones descritas en el número 6.1 y observar el viraje del color en el punto final sin tener que retirar el frasco (5.1) de la fuente de calor.

5.6. Cronómetro que permita medir como mínimo tiempos de un segundo.

6. Procedimiento

6.1. Normalización de la solución de Fehling

6.1.1. Verter en este orden, con ayuda de la pipeta (5.3), 50 ml de la solución B (4.1.2) y 50 ml de la solución A (4.1.1) en un vaso de precipitado limpio y seco. Mezclar bien.

6.1.2. Enjuagar la bureta y llenarla de la solución normalizada de azúcares invertidos de 0,25 g/100 ml (4.3).

6.1.3. Verter con ayuda de una pipeta una parte alícuota de 20 ml de la mezcla de las soluciones A y B (6.1.1) en un matraz de 600 ml (5.1). Añadir 15 ml de agua en el matraz. Verter 39 ml de la solución de azúcares invertidos que contiene la bureta, añadir una pequeña cantidad de gramos de piedra pómez y mezclar el contenido del matraz agitando lentamente.

6.1.4. Calentar el matraz hasta que su contenido hierva, y dejar hervir durante dos minutos exactamente; durante al tiempo que dure la operación, no deberá retirarse el matraz de la fuente de calor ni interrumpirse la ebullición.

Hacia el final de los dos minutos de ebullición añadir tres o cuatro gotas de solución de azul de metileno (4.4): la solución deberá tener un color azul claramente definido.

6.1.5. Proseguir la normalización vertiendo de la bureta la solución normalizada de azúcares invertidos en pequeñas cantidades, inicialmente de 0,2 ml, luego de 0,1 ml, y por fin gota a gota hasta que se alcance el punto final, es decir, hasta que desaparezca el color azul proporcionado por el azul de metileno. En este punto la solución habrá adquirido un color rojizo,

debido a la formación de óxido de cobre (I).

6.1.6. El punto final deberá alcanzarse al cabo de 3 minutos de iniciarse la ebullición de la solución. El valor final, Vo deberá situarse entre 39 y 41 ml. Si Vo sobrepasare dichos límites, ajústese la concentración de cobre de la solución A (4.1.1) y repítase el proceso de normalización.

6.2. Preparación de las soluciones que vayan a ser objeto del análisis.

La solución que vaya a ser objeto del analisis deberá tener una concentración de azúcares invertidos entre 250 y 400 g por 100 ml.

6.3. Prueba preliminar

6.3.1. Deberá efectuarse una prueba preliminar con objeto de que la cantidad de agua que debe añadirse a los 20 ml de mezcla de las soluciones A y B sea suficiente para garantizar la obtención de un volumen final de 75 ml después de la valoración.

El procedimiento es el mismo que el descrito en el número 6.1.4, con la única diferencia de que se utiliza la solución para análisis en lugar de la solución normalizada de azúcares invertidos. Verter de la bureta 25 ml de solución para análisis en el matraz, añadir 15 ml de agua y hacer hervir la solución durante dos minutos exactamente. Valorar entonces hasta alcanzar el punto final tal y como se describe en el número 6.1.5.

6.3.2. Si después de haber añadido la solución de azul de metileno persistiese el color rojizo, se habrá utilizado un solución para análisis demasiado concentrada. En tal caso, anúlese la prueba y comiencese otra con una solución para análisis menos concentrada.

Si fueren necesarios más de 50 ml de solución para análisis para obtener el color rojizo, deberá utilizarse una solución para análisis más concentrada.

Calcular la cantidad de agua que hay que añadir restando de 75 ml los volúmenes de la solución de Fehling (20 ml) y de la solución para análisis.

6.4. Análisis de la solución

6.4.1. Con ayuda de una pipeta en el matraz 20 ml de la solución de Fehling y una cantidad de agua determinada según el número 6.3.

6.4.2. Con ayuda de la bureta añadir el valor observado de la solución para análisis (determinado conforme al número 6.3) menos 1 ml.

Añadir algunos granos de piedra pómez, mezclar el contenido del matraz agitándolo, calentar hasta que hierva y valorar como se describe en el número 6.3. El viraje deberá alcanzarse en aproximadamente un minuto a conter desde la adición de la solución de azul de metileno.

Valor final: V1.

7. Expresión de los resultados

7.1. Fórmula y método de cálculo

El contenido en azúcares reductores de la solución muestra, calculando en azúcares invertidos, vendrá dado por la siguiente fórmula:

(V0 x 25 x f )/ C x V1

donde:

C = la concentración de la solución muestra en g por 100 ml,

V0 = el volumen en ml de la solución valorada de azúcares invertidos utilizada en la normalización,

V1 = el volumen en ml de la solución utilizada para el análisis descrito en el número 6.4.2,

f = el factor de corrección utilizado para tener en cuenta la concentración en sacarosa de la solución muestra. Los valores vienen indicados en la tabla siguiente.

TABLA OMITIDA

Las correcciones para los diferentes contenidos en sacarosa de la solución muestra podrán calcularse a partir de la tabla por interpolación.

NB: La concentración aproximada de sacarosa podrá hallarse restando la concentración de los sólidos disueltos debida al azúcar invertido (estimando para este cálculo que f = 1) de la concentración total en sólidos disueltos, expresada en sacarosa, y deducida del índice de refracción de la solución según el método 3.

7.2. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos determinaciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre la misma muestra, no deberá sobrepasar el 1 % de su media aritmetica.

8. Observación

Para la transformación en ºS, dividir por 2,889 (tubo de precisión 200 mm fuente luminosa constituida por una lámpara de vapores de sodio; temperatura del local donde se encuentre el aparato mentenida lo más cerca posible de 20 ºC).

MÉTODO 8

DETERMINACIÓN DEL EQUIVALENTE EN DEXTROSA (Método de valoración constante Lane-Eynon)

1. Objeto y ámbito de aplicación

Este método permite determinar el equivalente en dextrosa:

- del jarabe de glucosa,

- del jarabe de glucosa deshidratado,

- de la dextrosa monohidratada,

- de la dextrosa anhidra.

2. Definición

2.1. «Poder reductor»: el contenido en azúcares reductores, determinado por el método prescrito, expresado en términos de dextrosa anhidra (D-glucosa) y calculado en % (m/m) de la muestra.

2.2. «Equivalente en dextrosa»: el poder reductor, calculado en % (m/m sobre la materia seca de la muestra.

3. Principio

La solución para análisis se valora en el punto de ebullición un volumen determinado de solución de Fehling, en condiciones bien definidas, utilizando el azul de métileno como indicador.

4. Reactivos

4.1. Solución de Fehling

4.1.1. Solución A:

Disolver 69,3 g de sulfato de cobre (II) pentahidratado (cuSO4.5H2O) en agua y completar hasta 1 000 ml con agua.

4.1.2. Solución B:

Disolver 346 g de tartrato doble de sodio y de potasio tetrahidratado (KNaC4H4O6.4H2O) con 100 g de hidróxido de sodio en agua y completar hasta 1 000 ml con agua. Decantar la solución límpida de cualquier sedimento que pudiera formarse.

NB: Conservar ambas soluciones (4.1.1 y 4.1.2) en botellas de color marrón o amarillo.

4.1.3. Preparación de la solución de Fehling

Verter en este orden, con ayuda de la pipeta (5.3), 50 ml de la solución B (4.2.1) y 50 ml de la solución A (4.1.1) en un vaso de precipatado limpio y seco. Mezclar bien.

NB: No conservar la solución de Fehling. Hacer la preparación en el acto. Normalizar según el número 6.1 cada día que se utilice.

4.2. Dextrosa anhidra de referencia (D-glucosa) (C6H12O6)

Secar el producto en un horno de vacío durante 4 horas a una temperatura mínima de 100 ± 1 ºC y a una presión aproximada de 10 kPa (103 mbar).

4.3. Solución normalizada de dextrosa de 0,600 g/100 ml

Pesar, con una precisión de 0,1 mg, 0,6 g de dextrosa anhidra (4.2), y disolverla en agua; trasvasar la solución a un matraz aforado de 100 ml (5.4), completar y mezclar.

Preparese una nueva solución cada día que deba utilizarse.

4.4. Solución de azul de metileno de 0,1 g/100 ml

Disolver 0,1 g de azul de metileno en 100 ml de agua.

5. Equipo 5.1. Matraz de cuello estrecho de 250 ml.

5.2. Bureta acodada de 50 ml con grifo, graduada en 0,05 ml.

5.3. Pipetas aforadas de 25 ml y 50 ml.

5.4. Matraces aforados de 100 ml y 500 ml.

5.5. Dispositivo de calentamiento que permita mantener la ebullición en las condiciones descritas en el número 6.1 y observar el viraje del color en el punto final sin tener que retirar el matraz (5.1) de la fuente de calor (nota 3 del número 6.1).

5.6. Cronómetro que permita medir como mínimo tiempos de un segundo.

6. Procedimiento

6.1. Normalización de la solución de Fehling

6.1.1. Con ayuda de la pipeta, verter 25 ml de la solución de Fehling (4.1.3) en un matraz de cuello estrecho seco y limpio (5.1).

6.1.2. Llenar la bureta (5.2) con la solución normalizada de dextrosa (4.3).

6.1.3. Verter en el matraz (5.1) 18 ml de la solución normalizada de dextrosa (4.3). Agitar el matraz para mezclar bien el contenido.

6.1.4. Colocar el matraz en el dispositivo de calentamiento (5.5) previamente ajustado, de forma que la ebullición comience al cabo de 120 ± 15 segundos.

El dispositivo de calentamiento no deberá volverse a ajustar durante toda la duración de la valoración (ver nota 1).

6.1.5. Cuando el contenido rompa a hervir, poner en marcha el cronómetro a partir de cero.

6.1.6. Hacer hervir el contenido del matraz durante 120 segundos cronometrados.

Añadir 1 ml de solución de azul de metileno (4.4) hacia el final de este periodo.

6.1.7. Después de haber permanecido en ebullición durante 120 segundos cronometrados, comenzar a verter la solución patrón de dextrosa de la bureta graduada (6.1.2) en el matraz (5.1) en cantidades de 0,5 ml, hasta que desaparezca el color del azul de metileno (ver notas 2 y 3).

Anotar el volumen total de solución patrón de dextrosa añadido incluida la penúltima adicion de 0,5 ml (X ml).

6.1.8. Repetir 6.1.1 y 6.1.2.

6.1.9. Verter en el matraz (5.1) una cantidad de solución normalizada de dextrosa de la bureta graduada igual a (X

- 0,3) ml.

6.1.10. Repetir 6.1.4, 6.1.5 y 6.1.6.

6.1.11. Después de haber hecho hervir durante 120 segundos cronometrados, comenzar a verter la solución normalizada de dextrosa de la bureta graduada en el matraz (5.1), al principio en cantidades de 0,2 ml y finalmente gota a gota, hasta que haya desaparecido el color del azul de metileno.

Hacia el final de esta operación, el intervalo de tiempo entre las sucesivas adiciones de solución patrón de dextrosa deberá ser de 10 a 15 segundos.

Estas adiciones deberán acabarse en 60 segundos de modo que el tiempo total de ebullición no sobrepase los 180 segundos.

Para obtener este resultado pudiera ser necesario efectuar una tercera valoración con una adición inicial de solución normalizada de dextrosa (6.1.9) ligeramente superior y convenientemente ajustada.

6.1.12. Anotar al volumen (V0 ml) de solución normalizada de dextrosa utilizad hasta el viraje final (ver nota 4).

6.1.13. V0 deberá estar comprendido entre los 19 y 21 ml de solución normalizada de dextrosa (4.3).

Si V0 sobrepasare dichos límites, ajústese convenientemente la concentración de la solución A (4.1.1) repitase la operación de valoración.

6.1.14. Para la normalización diaria de la solución de Fehling, y dado que se conoce Vo con precisión, sólo será necesaria una valoración, utilizando una dición inicial de (V0- 0,5) ml de solución normalizada de dextrosa.

Nota 1

Es necesario que una vez comenzada la ebullición, el desprendimiento da vapor sea intenso y continuo durante todo el proceso de valoración, lo que permitirá evitar en lo que cabe la entrada de aire en el matraz de valoración y en consecuencia, la reoxidación de su contenido.

Nota 2

La desaparición del color del azul de metileno se observará, más facilmente mirando las capas superiores y el menisco del contenido del matraz de valoración, que estarán relativamente libres del precipitado de óxido de cobre (I) rojo. La desaparición del color es mas visible con luz indirecta. Resulta útil colocar una pantalla blanca detrás del matraz de valoración.

Nota 3

La bureta graduada debería estar aislada en lo posible de la fuente de calor durante la valoración.

Nota 4

Dado que hay que tener en cuenta siempre el factor individual, cada operador deberá efectuar su propia valoración de normalización y utilizar su propio valor de V0 para los cálculos (7.1).

6.2. Examen preliminar de la muestra

6.2.1. A menos que se conozca aproximadamente el poder reductor (2.1) de la muestra, efectuar un examen preliminar para obtener su valor aproximado de forma que pueda calcularse la masa de la muestra para análisis (6.3)

Este examen se efectuará como sigue:

6.2.2. Preparar una solución de Z % (m/v) de la muestra, teniendo Z un valor aproximado.

6.2.3. Ver 6.1.2, utilizar la solución muestra (6.2.2) en lugar de la solución valorada de dextrosa.

6.2.4. Ver 6.1.1.

6.2.5. Ver 6.1.3, utilizar 10 ml de solución muestra en lugar de 18 ml de solución normalizada de dextrosa.

6.2.6. Ver 6.1.4.

6.2.7. Hacer hervir el contenido del matraz. Añadir 1 ml de solución de azul de metileno (4.4).

6.2.8. Cuando comience a hervir, poner en marcha el cronómetro a partir de cero y comenzar a verter cada 10 segundos 1 ml de la solución muestra de la bureta al matraz hasta que desaparezca el color del azul de metileno.

Anotar el volumen de solución muestra que seha añadido, incluida la penúltima edición (Y ml).

6.2.9. «Y» no deberá sobrepasar los 50 ml. En caso de que lo hiciese, aumentar la concentración de la solución muestra y repetir la valoración.

6.2.10. El poder reductor aproximado de la muestra preparada en porcentaje en masa vendrá dado por la fórmula:

60 x V0 / Y x Z

6.3. Muestra para análisis

Pesar con un precisión de 0,1 mg una porción de la muestra (Mg) que contenga entre 2,85 y 3,15 g de azúcares reductores expresados en dextrosa anhidra (D-glucosa), utilizando para el cálculo bien la cifre aproximada conocida referida al poder reductor (2.1), bien la cifra aproximada obtenida en el número 6.2.10.

6.4. Solución para análisis

Disolver dicha porción hasta 500 ml, también con agua.

6.5. Determinación 6.5.1. Ver número 6.1.1.

6.5.2. Llenar la bureta (5.2) con la solución para análisis (6.4).

6.5.3. Verter en el matraz 18,5 ml de solución para análisis de la bureta. Agitar el matraz para que se mezcle el contenido.

6.5.4. Ver 6.1.4.

6.5.5. Ver 6.1.5.

6.5.6. Ver 6.1.6.

6.5.7. Ver 6.1.7; utilizar la solución para análisis en lugar de la solución normalizada de dextrosa.

6.5.8. Ver 6.1.8.

6.5.9. Ver 6.1.9; utilizar la solución para análisis en lugar de la solución normalizada de dextrosa.

6.5.10. Ver 6.1.10.

6.5.11. Ver 6.1.11; utilizar la solución para análisis en lugar de la solución normalizada de dextrosa.

6.5.12. Anotar el volumen (V1) de la solución para análisis que se ha utilizado hasta el punto final de valoración.

6.5.13. V1 deberá situarse entre los 19 y 21 ml de solución para análisis. Si V1 sobrepasare dichos límites, ajustar convenientemente la concentración de la solución para análisis y repetir del 6.5.1 al 6.5.12.

6.5.14. Efectuar dos valoraciones con la misma solución para análisis.

6.6. Contenido en materia seca.

Determinar el contenido en materia seca de la muestra utilizando el método 2.

7. Expresión de los resultados

7.1. Fórmulas y cálculo de los resultados

7.1.1. Poder reductor:

El poder reductor, calculado en tanto por ciento en relación a la masa de la muestra vendrá dado por la fórmula:

300 x V0 / Vi x M

donde:

V0 = el volumen, en ml, de la solución normalizada de dextrosa (4.3) utilizada en la valoración de normalización (6.1),

Vi = el volumen, en ml, de la solución para análisis (6.4) utilizada en la valoración de determinación (6.5),

M = la masa, en gr, de la muestra para análisis (6.3) utilizada para obtener 500 ml de solución para análisis.

7.1.2. Equivalente en dextrosa

El equivalente en dextrosa, calculado en tanto por ciento en relación a la masa de materia seca de la muestra, vendrá dado por la fórmula:

PR x 100/ D

donde:

PR = el poder reductor calculado en tanto por ciento en relación a la masa de la muestra (7.1.1),

D = el contenido en materia seca de la muestra expresado en tanto por ciento en relación a la masa.

7.1.3. Tómese como resultado la media aritmética de las dos valoraciones con la condición de que se satisfaga el requisito relativo a la repetibilidad (7.2).

7.2. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos determinaciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre una misma muestra, no deberá sobrepasar el 1 % de su media aritmética.

MÉTODO 9

DETERMINACIÓN DE LAS CENIZAS SULFATADAS

1. Objeto y ámbito de aplicación

El método permite deteminar el contenido en cenizas de:

- el jarabe de glucosa,

- el jarabe de glucosa deshidratado,

- la dextrosa monohidratada,

- la dextrosa anhidra.

2. Definición

«Contenido en cenizas sulfatadas»: el contenido en cenizas sulfatadas determinado por aplicación del método más abajo descrito.

3. Principio

La masa residual de la muestra se determina después de incinerarla en una atmósfera oxidante a 525 ºC en presencia de ácido sulfúrico y se expresa en porcentaje de la masa de la muestra.

4. Reactivos

4.1. Ácido sulfúrico diluido: añadir lentamente y con precaución 100 ml de SO4H2 concentrado (densidad absoluta 20 ºC 1,84 g/ml; 96 % (m/m)) a 300 ml de agua.

5. Equipo

5.1. Horno eléctrico de mufla provisto de un pirómetro y que pueda funcionar a la temperatura de 525 ± 25 ºC.

5.2. Balanza analítica, precisión 0,1 mg.

5.3. Crisoles de incineración de platino o de cuarzo del volumen adecuado.

5.4. Desecador provisto de gel de sílice recien activado o de un agente deshidratante equivalente, y provisto de un indicador de humedad.

6. Procedimiento

Calentar un crisol de incineración (5.3) a la temperatura de incineración, enfriar en el desecador y pesar. A continuación, pesar el crisol con una precisión de 0,1 mg, 5 g de jarabe de glucosa o de jarabe de glucosa deshidratado o aproximadamente 10 g de dextrosa nomohidratada o anhidra.

Añadir a continuación 5 ml de ácido sulfúrico (4.1) (8.1). Calentar cuidadosamente el crisol que contiene la muestra sobre una llama o sobre una placa hasta que aquélla se carbonice por completo. Durante el proceso de carbonización, haganse arder los vapores emanados de la muestra (8.2).

Colocar el crisol de incineración (5.3) en el horno de mufla (5.1) calentado a 525 ± 25 ºC hasta obtener cenizas blancas. Este proceso dura normalmente dos horas (8.3).

Dejar enfriar la muestra unos 30 minutos en el desecador (5.4) y pesar.

7. Expresión de los resultados

7.1. Fórmula y método de cálculo

El contenido en cenizas sulfatadas expresado en tanto por ciento de la masa de la muestra de análisis será igual a:

S = (mi/m0) x 100

donde:

m0 = masa inicial, en g, de la muestra analizada,

mi = masa, en g, de las cenizas sulfatadas.

7.2. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos determinaciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre la misma muestra, no deberá sobrepasar el 2 % de su media aritmética.

8. Observaciones

8.1. Con el fin de evitar una excesiva formación de espuma, añadir el ácido sulfúrico en pequeñas cantidades.

8.2. Durante la primera carbonización deberán tomarse todas las precauciones necesarias para evitar las pérdidas de muestra y de cenizas que se producirián si la muestra se hinchare en exceso.

8.3. Si la muestra fuere difícil de carbonizar, podrá retirarse el crisol del horno de mufla y mojar el residuo, después de enfriarlo, con algunas gotas de agua antes de colocarlo de nuevo en el horno.

MÉTODO 10

DETERMINACIÓN DEL PODER ROTATORIO (POLARIZACIÓN)

1. Objeto y ámbito de aplicación

El método permite determinar el poder rotatorio de:

- el azúcar semiblanco,

- el azúcar o azúcar blanco,

- el azúcar refinado o azúcar blanco refinado.

2. Definición

La polarización es la rotación del plano de la luz polarizada por efecto de una solución de azúcar de 26 g de azúcar por 100 ml contenida en un tubo de 200 mm de longitud.

3. Principio

El poder rotatorio se determina con la ayuda de un sacarímetro o de un polarímetro siguiendo las condiciones descritas en el método siguiente.

4. Reactivos

4.1. Depurador: solución de acetato básico de plomo.

Añadir 560 g de acetato básico de plomo aproximadamente 1 000 ml de agua recién hervida.

Hacer hervir durante 30 minutos y dejar reposar una noche.

Decantar la capa superior y diluir con agua recién hervida para obtener una solución de una densidad absoluta aproximada de 1,25 (densidad absoluta 20 = 1,25 g/ml). Conservar esta solución al abrigo del aire.

4.2. Éter dietílico

5. Equipo

5.1. Sacarímetro graduado para un peso normal de 26 g de sacarosa, o polarímetro.

Este aparato deberá instalarse en un local en el que la temperatura se mantenga a 20 ºC aproximadamente. Calíbrar el aparato con placas de maizo normalizadas.

5.2. Fuente luminosa consistente en una lámpara de vapor de sodio.

5.3. Tubos de precisión para polarímetro de 200 mm de longitud, error no superior a ± 0,02 mm.

5.4. Balanza analítica, precisión 0,1 mg.

5.5. Matraces aforados de 100 ml calibrados individualmente. Los matraces cuya capacidad real se sitúe entre los 100 ± 0,01 ml podrán utilizarse sin corrección. Los matraces cuya capacidad se situe fuera de estos límites deberán utilizarse con la corrección que sea apropiada para ajustar dicha capacidad a 100 ml.

5.6. Baño María controlado por termostato regulado a 20 ± 0,1 ºC.

6. Procedimiento

6.1. Preparación de la solución

Pesar lo mas rápidamente posible 26 ± 0,002 g de muestra e introducirlos cuantitativamente en un matraz aforado de 100 ml (5.5) con aproximadamente 60 ml de agua.

Disolver agitando y sin calentar.

Cuando sea necesario clarificar, añadir 0,5 ml de reactivo de acetato de plomo (4.1).

Mezclar la solución por rotación, alvar las paredes del matraz y completar el volumen hasta que el menisco quede sitúado a unos 10 mm por debajo de la marca de calibración.

Colocar el matraz en el baño María regulado a 20 ± 0,1 ºC hasta que la temperatura de la solución de azúcar sea constante.

Eliminar, si es necesario, las burbujas que se formen en la superficie del líquido con una gota de éter dietílico (4.2).

Completar hasta el volumen total con agua.

Mezclar cuidadosamente, volcando el frasco con la mano un mínimo de tres veces.

Dejar reposar el frasco y su contenido durante 5 minutos.

6.2. Polarización

Mantener la temperatura de 20 ± 0,1 ºC en todas las operaciones siguientes.

6.2.1. Asegurarse de que el aparato está en el punto cero.

6.2.2. Filtrar la solución con un papel filtro. Eliminar los 10 primeros ml del filtrado. Recoger a continuación 50 ml del filtrado.

6.2.3. Lavar el tubo polarimétrico enjuagándolo dos veces con la solución 6.2.2.

Llenar el tubo cuidadosamente a 20 ± 0,1 ºC con la solución de sacarosa que se va a examinar.

Eliminar todas las burbujas de aire en el momento de colocar el obturador.

Colocar el tubo lleno en la cavidad del aparato.

6.2.4. Leer la rotación con una aproximación de 0,05 ºS o 0,02 grados polarimétricos y efectuar cinco determinaciones.

Tomar la media de las cinco lecturas.

7. Presentación de los resultados

7.1. Fórmula y cálculo de los resultados

Los resultados se expresarán en grados S con una aproximación de 0,1 ºS. La transformación de los grados polarimétricos en grados sacarimétricos se hará con ayuda de la fórmula:

ºS = grado de arco × 2,889.

7.2. Repetibilidad

La diferencia entre los resultados de dos determinaciones paralelas, efectuadas simultáneamente en las mismas condiciones por el mismo analista sobre la misma muestra y que representen cada uno la media de cinco lecturas, no deberá ser superior a 0,1 ºS.

ANÁLISIS

  • Rango: Directiva
  • Fecha de disposición: 26/07/1979
  • Fecha de publicación: 22/09/1979
  • Cumplimiento a más tardar el 22 de marzo de 1981.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

Materias
  • Análisis
  • Azúcar
  • Consumo
  • Normas de calidad
  • Productos alimenticios

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid