Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Ministerio de la Presidencia Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Está Vd. en

Documento BOE-A-1969-532

Decreto 702/1969, de 26 de abril, por el que se desarrolla lo establecido en la Ley 31/1968, de 27 de julio, sobre rgimen de incompatibilidades de Altos Cargos de la Banca y determinacin de lmites en concesin de crditos.

TEXTO

Establecido por Ley treinta y uno/mil novecientos sesenta y ocho, de veintisiete de julio, un rgimen de incompatibilidades y limitaciones de los Presidentes Consejeros y altos Cargos Ejecutivos de las Empresas bancarias, con los de carcter anlogo que puedan ejercerse en otras Sociedades Annimas y debiendo armonizarse el fiel cumplimiento de esta Ley con el derecho soberano que la de Sociedades Annimas confiere a la Junta general de accionistas para la designacin de sus Administradores, se hace preciso que las personas elegidas para aquellos cargos puedan acreditar ante los rganos rectores de las respectivas Empresas la posibilidad de su desempeo, por no estar incursas en las incompatibilidades y limitaciones de la Ley treinta y uno mil novecientos sesenta y ocho. Ello exige la instrumentacin de un sistema gil y eficaz que garantice el adecuado cumplimiento de sus normas y la correcta interpretacin del rgimen de excepciones que la propia Ley establece.

Los antecedentes legales que, respecto al ejercicio de la profesin de banquero, ofrece la Ley de Ordenacin Bancaria, en sus artculos treinta y ocho y treinta y nueve, y el Decreto de nueve de julio de mil novecientos cuarenta y ocho, fundamentan la creacin de un Registro Oficial de Presidentes, Consejeros y Altos Cargos Ejecutivos de la Banca, que se encomienda al Banco de Espaa, consecuentemente con las atribuciones sealadas al mismo por el Decreto-ley dieciocho/mil novecientos sesenta y dos, diecisiete de junio, y cuya regulacin se confa al Ministro de Hacienda.

Viene tambin el presente Decreto a dar cumplimiento a lo establecido en el artculo quinto de la Ley, que encomienda al Gobierno la fijacin de lmites generales y objetivos en materia de crditos, considerndola como punto clave del sistema cautelar que instaura, en atencin al papel decisivo del crdito como impulsor y regulador de la vida econmica del pas. La determinacin de esos lmites se ha efectuado con observancia rigurosa de los caracteres de generalidad y objetividad que marca la propia Ley, y atendiendo a la necesidad de regular eficazmente la seguridad y liquidez de las entidades bancarias mediante la imposicin legal de una prudente poltica de dispersin de riesgos, que al propio tiempo contribuya a una mayor difusin del crdito que repercutir sin duda en beneficio de la mediana y pequea Empresa. De ah que, adems de un lmite general al volumen de los riesgos que se pueden mantener con un solo titular, se establezca un segundo lmite global a los grandes crditos, en funcin de los riesgos totales del Banco.

Sin embargo, la aplicacin de este, segundo lmite queda diferida a un momento ulterior, para evitar que una inmediata puesta en vigor del mismo pueda perturbar de forma perjudicial las relaciones financieras hoy existentes.

La aplicacin paulatina del rgimen que se establece en este Decreto permitir as compaginar el rigor de sus disposiciones con la flexibilidad que la prudencia aconseja en materia crediticia.

Desde otro punto de vista, la complejidad de los elementos que intervienen en los diversos tipos de relacin crediticia aconseja prever la posibilidad de establecer porcentajes de reduccin en el cmputo de determinadas clases de riesgos atendiendo a su naturaleza, o a las garantas especficas que puedan respaldarlas, reducciones que han de basarse en consideraciones tcnicas del concepto de riesgo. Su adecuada utilizacin puede constituir, adems, un valioso instrumento para secundar la poltica de crdito del Gobierno en cada momento.

Al hablar de la determinacin del lmite de crditos en funcin de su titular, hace la Ley expresa referencia a los que puedan concederse a un grupo de empresas filiales. Esa referencia impone la necesidad de fijar el concepto de fiabilidad, que se aborda y resuelve en el Decreto con un criterio de mxima objetividad.

Conscientes de las dificultades que en la prctica han de presentarse para determinar o comprobar, en cada caso, las relaciones de interdependencia, y con el fin de coordinar debidamente la seguridad jurdica de los administrados con la eficacia de la labor de administracin, se establece en el Decreto la creacin de un Jurado paritario, que resuelva las cuestiones de hecho que se planteen.

Para asegurar el cumplimiento de los preceptos contenidos en la Ley y en el presente Decreto, se han establecido las sanciones procedentes, respetando, en lneas generales, nuestro actual ordenamiento sancionador en materia bancaria, introducindose, al propio tiempo, medidas cautelares que permitirn afrontar en forma adecuada eventuales situaciones crticas. De ah las medidas previstas, cuya trascendencia exige en su aplicacin las mximas garantas y seguridad jurdica para los administrados.

Por ltimo, con las disposiciones transitorias, se pretende facilitar la adaptacin de las actuales situaciones de hecho a los preceptos de la Ley y del presente Decreto, estableciendo cauces discrecionales flexibles para que la acomodacin se lleve a cabo con el menor perjuicio posible para los administrados sin detrimento de la eficacia de lo dispuesto en aquellos.

En su virtud, a propuesta del Ministro de Hacienda, previo informe del Banco de Espaa y del Consejo Superior Bancario sobre las materias a que se refiere el artculo quinto de la Ley en su nmero segundo, y deliberacin del Consejo de Ministros en su reunin del da veinticinco de abril de mil novecientos sesenta y nueve,

DISPONGO:

Artculo primero.

Se crea, en el Banco de Espaa, el Registro Oficial de Altos Cargos de la Banca, en el que necesariamente habrn de figurar inscritas, antes de la inscripcin de sus nombramientos en el Registro Mercantil, las personas elegidas o designadas para desempear en la Banca privada y en el Banco Exterior de Espaa los cargos de Presidente, Vicepresidente, Consejero o Administrador, Director general y asimilados a este ltimo.

El Ministro de Hacienda regular la organizacin y funcionamiento del referido Registro.

Artculo segundo.

Salvo autorizacin expresa en cada caso del Banco de Espaa, las personas que deban figurar inscritas en el Registro que se crea por el artculo anterior no podrn obtener crditos, avales ni garantas del Banco en cuya administracin o direccin intervengan.

Artculo tercero.

Uno. El lmite de los riesgos que un Banco comercial o mixto operante en Espaa pueda mantener con una persona natural o jurdica o con un grupo de empresas filiales de dicho Banco, se establece en el dos coma cincuenta por ciento de la suma de los recursos propios y ajenos.

Dos. La suma de los riesgos individuales contrados por un Banco comercial o mixto, cuyo importe por titular sea superior al dos por ciento de la suma de los recursos propios y ajenos del Banco, no podr exceder de la mitad de los riesgos totales de la misma entidad bancaria.

Tres. A los efectos de lo dispuesto en los dos nmeros anteriores, se computarn como riesgos de un mismo titular el conjunto de los contrados con un grupo de empresas filiales del Banco.

Cuatro. Sin la autorizacin expresa del Banco de Espaa los Bancos no podrn rebasar los lmites establecidos en los prrafos precedentes.

Artculo cuarto.

Uno. Por recursos propios, el capital desembolsado ms las reservas expresas cualquiera que sea la denominacin con que figuren en el Balance e incluso el saldo de la Cuenta de regularizacin, Ley setenta y seis/mil novecientos sesenta y uno, de veintitrs de diciembre.

Dos. Por recursos ajenos los depsitos e imposiciones en cuentas corrientes o de ahorro a la vista o a plazo, as como los acreedores en moneda extranjera, sin que puedan computarse en ningn caso los saldos interbancarios.

Artculo quinto.

Tendrn la consideracin de riesgos todos los crditos financieros y comerciales, cualquiera que sea la forma en que se instrumenten, as como las garantas y avales que se concedan.

El Ministro de Hacienda podr establecer con carcter general porcentajes de reduccin en el cmputo de determinados riesgos, atendida su naturaleza, as como sealar las condiciones en que se podrn eliminar del mismo, y en qu proporcin los procedentes de crditos con garantas reales especficas, en especial cuando estas consistan en fondos pblicos o en ttulos valores de cotizacin calificada.

Artculo sexto.

Se considerar como grupo de empresas filiales de un Banco el conjunto de todas aquellas en cuyos respectivos capitales participe el Banco directa o indirectamente en un veinte por ciento como mnimo.

No se computarn, a los efectos determinados en este artculo, las participaciones dentro de los lmites legalmente establecidos, de los Bancos comerciales o mixtos en los industriales y de negocios.

Artculo sptimo.

Con independencia de las facultades que el Banco de Espaa tiene atribuidas en orden a la inspeccin de las Entidades bancarias, podr tambin, previa autorizacin en cada caso del Ministerio de Hacienda, inspeccionar las empresas que se presuma forman parte de un grupo de filiales, y a los solos efectos de los dispuesto en el articulado anterior.

Artculo octavo.

Para dirimir las discrepancias que puedan presentarse respecto a la aplicacin de los dispuesto en el artculo sexto se crea en el Ministerio de Hacienda un Jurado que resolver en conciencia las cuestiones de hecho que se le planteen.

Dicho Jurado estar presidido por la persona que designe el Ministerio de Hacienda y formarn parte de l adems, seis vocales, tres de ellos en representacin de los Bancos Nacionales, Regionales y Locales, designados por el Consejo Superior Bancario, y otros tres en representacin del Banco de Espaa, uno de los cuales actuar como Secretario.

Artculo noveno.

Ser sancionable previa instruccin de expediente por el Banco de Espaa, con audiencia del interesado, el incumplimiento por los Bancos, o por sus Presidentes, Vicepresidentes, Consejeros o Administradores, Directores generales o asimilados a estos ltimos, de los preceptos contenidos en la Ley treinta y uno mil novecientos sesenta y ocho, de veintisiete de julio, en el presente Decreto y en las dems disposiciones que se dicten para su aplicacin.

Artculo diez.

Las sanciones aplicables sern:

Primera. Amonestacin privada.

Segunda. Amonestacin comunicada a toda la Banca.

Tercera. Multa, que se cifrar en la forma establecida en el artculo cincuenta y siete de la Ley de Ordenacin Bancaria de treinta y uno de diciembre de mil novecientos cuarenta y seis, y se ingresar en el Tesoro.

Cuarta. Suspensin temporal en sus funciones de los Presidentes, Vicepresidentes, Consejeros o Administradores, Directores generales o asimilados con o sin inhabilitacin de los mismos para el desempeo de funciones iguales o asimiladas en cualquiera de otra empresa bancaria.

La aplicacin de las sanciones, que podr simultanearse, se realizar discrecionalmente en razn de las circunstancias especficas en cada caso, pudiendo sancionarse al mismo tiempo a la Entidad y a cualquiera de las personas que desempeen los cargos indicados, siempre que resulte acreditada a la responsabilidad de estas.

Artculo once.

Sern competentes para imponer las sanciones: el Banco de Espaa, en cuanto a la primera; el Ministro de Hacienda, a propuesta del Banco de Espaa, previo informe del Consejo Superior Bancario, respecto a la segunda y tercera, y el Consejo de Ministros, a propuesta del de Hacienda, previo informe del Banco de Espaa y del Consejo Superior Bancario, para la cuarta.

Artculo doce.

Cuando se den circunstancias que hagan presumir el incumplimiento de los preceptos contenidos en la Ley treinta y uno/ mil novecientos sesenta y ocho, de veintisiete de julio, el Banco de Espaa propondr al Ministro de Hacienda el nombramiento de uno o varios interventores.

Artculo trece.

El Ministro de Hacienda dictar las disposiciones necesarias para el desarrollo y mejor cumplimiento de lo prevenido en este Decreto, y de manera especial queda autorizado para aplicar a las Oficinas de los Bancos extranjeros operantes en Espaa el presente rgimen de incompatibilidades y limitaciones.

DISPOSICIONES TRANSITORIAS
Primera.

Los Bancos comerciales o mixtos que, al entrar en vigor el presente Decreto, tuvieran concedidos crditos que rebasen los lmites establecidos en el mismo, lo comunicarn en el plazo de un mes al Banco de Espaa, debiendo producirse la correspondiente reduccin de riesgos en el plazo de dos aos. Si la reduccin no pudiera realizarse en el indicado plazo los Bancos, antes de finalizar este, debern someter a la consideracin del Banco de Espaa una propuesta de reduccin de riesgos por el plazo superior que proceda, a fin de que dicho Banco conceda, en su caso, la autorizacin oportuna, atendiendo las necesidades del normal desenvolvimiento de las empresas afectadas.

Segunda.

Lo dispuesto en el nmero segundo del artculo tercero del presente Decreto quedar en suspenso hasta que por el Ministro de Hacienda se determine su aplicacin.

DISPOSICIONES FINALES
Primera.

A partir de primero de julio de mil novecientos sesenta y nueve, las personas que no figuren inscritas en el Registro a que se refiere el artculo primero de este Decreto no podrn desempear en ninguna entidad bancaria los cargos de Presidentes, Vicepresidentes, Consejeros o Administradores, Directores generales o asimilados a estos ltimos. A tal efecto, las personas que vinieren ya desempeando alguno de los referidos cargos debern, en su caso, obtener la inscripcin en el Registro.

Las inscripciones en el Registro de las personas a quienes pueda afectar la disposicin transitoria de la ley tendrn carcter provisional y se elevarn a definitivas, si procede, una vez celebradas las Juntas Generales de Accionistas a que se refiere la citada disposicin.

Segunda.

El presente Decreto entrar en vigor al da siguiente de su publicacin, salvo aquellos preceptos del mismo que expresamente establezcan plazo distinto.

As lo dispongo por el presente Decreto, dado en Madrid a veintisis de abril de mil novecientos sesenta y nueve.

FRANCISCO FRANCO

El Ministro de Hacienda,

JUAN JOS ESPINOSA SAN MARTN

Análisis

  • Rango: Decreto
  • Fecha de disposición: 26/04/1969
  • Fecha de publicación: 29/04/1969
  • Entrada en vigor: 30 de abril de 1969.
Referencias posteriores

Criterio de ordenación:

  • SE DEROGA arts. 3, 4 y 5, por Ley 13/1985, de 25 de mayo (Ref. BOE-A-1985-9680).
Referencias anteriores
  • DESARROLLA Ley 31/1968, de 27 de julio (Ref. BOE-A-1968-883).
  • CITA:
    • Decreto-ley 18/1962, de 7 de junio (Ref. BOE-A-1962-11069).
    • Ley 76/1961, de 23 de diciembre (Ref. BOE-A-1961-23722).
    • Decreto de 9 de julio de 1948 (Gazeta).
    • Ley de ordenacin Bancaria, de 31 de diciembre de 1946 (Gazeta) (Ref. BOE-A-1947-4).
Materias
  • Banca
  • Banco de Espaa
  • Banco Exterior de Espaa
  • Crditos
  • Incompatibilidades

subir

Agencia Estatal Boletín Oficial del Estado

Avda. de Manoteras, 54 - 28050 Madrid